top of page

Cómo hablar de alcohol con tu hijo adolescente: QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO

La Fundación Alcohol y Sociedad (FAS) nos ha cedido, generosamente, esta información que compartimos con vosotros. Haremos una serie de artículos abordando el tema de la adolescencia y el alcohol.


FAS es una entidad independiente y sin ánimo de lucro cuyo objetivo es abordar el consumo de todo tipo de bebidas alcohólicas en colectivos de riesgo, centrándose sobre todo en los menores de edad. Desde sus inicios la Fundación ha puesto el foco en el consumo cero de alcohol en los menores de edad. Para ello, lleva desde el año 2001 desarrollando una amplia Oferta Educativa en centros escolares de enseñanza secundaria, mediante la que se dirige tanto a alumnos como a padres y profesores.


En caso de necesitarlo, os animamos a contactar con ellos.




¿Qué debo decirles?

En los menores de edad cualquier consumo de alcohol se considera indebido.

Hay que enseñarles a que sean capaces de formar un criterio propio y defender su punto de vista, importantes herramientas a la hora de vencer la presión de grupo.


Para ello facilitarles la información de manera objetiva les ayudará a forjar una opinión propia.


Es necesario desmontar las ideas erróneas y mitos en relación al consumo de bebidas alcohólicas, explicándoles los motivos físicos, psicológicos y sociales por los cuales los menores no deben beber alcohol.


Hablarles sobre las consecuencias de iniciarse en el consumo de alcohol en una edad inadecuada y de cómo el abuso de alcohol va a afectar a sus capacidades, tanto a corto como a largo plazo.


Es importante mostrarles que;

> Hay un gran número de menores que no consumen alcohol y que existen otras alternativas de ocio.

> Que ser distinto no es malo, no vale todo para ser aceptado.

> Que hay que saber hacer amigos de verdad, no sólo cómplices.

> Que un amigo no te pide que te tires a la hoguera por él.

> Para ligar no hace falta el alcohol.

> Que los padres "si controlamos".

> La importancia de desarrollar su autocontrol a través de la información que como padres les planteamos.

> Que queremos que aprendan a ser responsables y hacerse responsables de sus comportamientos.


Todo ello les ayudará a tomar las decisiones adecuadas.

¿Cómo debo tratarlo?

Lo ideal es abordar el tema de manera natural y poder hablarlo de modo distendido. Es importante darles la oportunidad de que expresen su opinión libremente y entenderla. Es preciso escuchar sus motivos (aunque eso no les da la razón), es preciso empatizar con ellos pues nos recuerdan a nosotros cuando teníamos su edad, no queremos asustarles pero debemos enseñarles.


El ambiente familiar afecta al comportamiento de los menores. Los cambios que éstos experimentan precisan de un contexto estable, que preste apoyo y confianza al joven en su difícil proceso de maduración. Un buen clima familiar exige una acertada combinación entre espontaneidad y control.

La mejor forma de abordar un conflicto con un menor es no generar otro, or ejemplo el tono de voz o la precipitación en el diálogo pueden generar el bloqueo o la pérdida de control del menor. Es preferible una charla breve, aunque seria y bien preparada, a otra más profunda pero improvisada y con reproches. Tampoco es aconsejable utilizar exactamente el mismo lenguaje que los hijos en un intento de acercarse a ellos, es preferible comunicarse con franqueza y seriedad a partir de nuestra propia posicion y de nuestra forma personal de expresarnos.


En el caso concreto de que los padres observen conductas de abuso de consumo de bebidas alcohólicas, deberán explicarle al adolescente -con franqueza y naturalidad, aunque también conseriedad y veracidad- los efectos físicos, psíquicos y sociales de tal comportamiento. Al abordar la cuestión se deberá dar a los menores la oportunidad de expresarse sin interrupciones ni apremios en su narración de los hechos.


Es importante asegurarse de que el menor de edad ha entendido la explicación; se trata de informar primero y fomentar después comportamientos alternativos que eviten la repetición de la situación.



¿Cuándo debo tratarlo?

Es conveniente tratar el tema antes de que tu hijo se inicie en el consumo o tenga que enfrentarse a situaciones de riesgo. Recuerda cuanto antes mejor, pero nunca es tarde para abordar el tema.


Se están definiendo como adultos y es preciso apoyarles para que aprendan a tomar sus propias decisiones.


"Nuestra responsabilidad como sociedad y adultos es encontrar alternativas donde los menores encuentren modelos que no tengan que ver con lo visto hasta ahora"

Rocío Ramos-Paul, reconocida psicóloga Directora del Centro de Psicología para el Bienestar Emocional, reconocida como "SuperNanny" en el programa de CUATRO.


"No se trata de buscar excusas, si eres padre a tu hijo no le han puesto alcohol en la bebida, no le han llevado por el mal camino los amigos, tu hijo ha decidido beber, y es tu responsabilidad hablar con él y convencerle y enseñarle que en el alcohol no están las respuestas"

Nacho Abad: escritor y periodista, colaborador de Antena 3 TV.


Para ampliar la información sobre el consumo de alcohol y los menores puedes consultar la página de FAS:







Echa un vistazo a nuestras últimas entradas

bottom of page