top of page

ADOLESCENCIA Y ALCOHOL: Tú, tu hijo y el alcohol

La Fundación Alcohol y Sociedad (FAS) nos ha cedido, generosamente, esta información que compartimos con vosotros. Haremos una serie de artículos abordando el tema de la adolescencia y el alcohol.


FAS es una entidad independiente y sin ánimo de lucro cuyo objetivo es abordar el consumo de todo tipo de bebidas alcohólicas en colectivos de riesgo, centrándose sobre todo en los menores de edad. Desde sus inicios la Fundación ha puesto el foco en el consumo cero de alcohol en los menores de edad. Para ello, lleva desde el año 2001 desarrollando una amplia Oferta Educativa en centros escolares de enseñanza secundaria, mediante la que se dirige tanto a alumnos como a padres y profesores.


En caso de necesitarlo, os animamos a contactar con ellos.





Tú, tu hijo y el alcohol

Imagina que el grupo de amigos de tu hijo está quedando para verse el fin de semana. Imagina que en ese grupo ya hay quien ha probado el alcohol y propone llevarlo a la reunión. ¿Puedes imaginar que pasa por la cabeza de tu hijo? ¿Qué te gustaría contarle?


A TU HIJO LE GUSTA

> PERTENECER A UN GRUPO

> lA DIVERSIÓN EN EL TIEMPO DE OCIO

> EL RIESGO

> SENTIRSE ÚNICO

Que le guste, no significa que sea lo que tiene que hacer...

LO QUE NO LE GUSTA AL MENOR


> QUE LE DIGAN LO QUE TIENE QUE HACER

> QUE LE TRATEN COMO A UN NIÑO

> QUE LE FISCALICEN

> SENTIRSE RECHAZADO

Que no le guste, no significa que no lo necesite y/o lo entienda...

¿Qué hacen los menores en su tiempo libre? ¿Dónde suelen ir con sus amistades?

  • Salir con amigos - 60,2%

  • Salir con amigas - 52,4%

  • Estudiar - 35,8%

  • Practicar deporte - 34,7%

  • Ir al cine - 33,5%

  • Quedarse en casa - 27,6%

  • Ir a casa de los amigos/as - 23,1%

  • Ayudar a los padres - 16,2%

  • Salir con el novio - 15,4%

  • lEER - 14,2%

  • Ver la televisión - 12,9%

  • Salir con la novia - 12,8%

La práctica de deporte ha disminuido sensiblemente, con sólo un 33% en 2004 frente a un 40,7% en 2001. La diferencia entre chicos y chicas persiste, aunque esta actividad se haya reducido en ambos géneros 49% de os chicos y 16% de las chicas (56% y 25% respectivamente en el estudio 2001)


Otros datos de interés:

> Los menores dedican casi e mismo tiempo a estudiar (32%) que a practicar deporte (33%(. Las chicas realizan menos deporte, pero estudian más tiempo.

> El tiempo dedicado al deporte disminuye con la edad.

> el tiempo dedicado a la lectura disminuye con la edad hasta los 17 y vuelve a aumentar a los 18.

> La opción mayoritaria para los menores en su tiempo libre es salir con sus amigos/as, preferentemente con los del mismo sexo.

> Quedarse en casa es una opción que realizan los chicos en mayor proporción que las chicas (30,2% y 24,8% respectivamente), en especial los menores de 15 años.

> Ayudar a los padres en fin de semana lo realizan un poco más las chicas que los chicos, observándose sobre todo en los más jóvenes (12-13 años).





¿Qué debo hacer?

Cuando abordamos el tema del alcohol con nuestros hijos en primer lugar hay que informar y por otro lado fomentar comportamientos alternativos.


SI se han detectado conductas de consumo, habría que averiguar si es un hecho aislado o si es una conducta habitual.


SI es una conducta aislada hay que apelar a la confianza en el menor, establecer unas normas y límites y dejar claro las consecuencias de no cumplirlas.

Hay que explicarles no solo que va en contra de la ley, sino que consumir cualquier bebida alcohólica es peligroso para su salud y perjudicial para su desarrollo físico e intelectual.


En el caso de que sea una conducta habitual conviene revisar su estilo de vida y horarios, para encontrar cuál es la causa que les lleva al consumo, si lo hacen cómo "válvula de escape", por sentirse aceptado en el grupo, por falta de orientación, o por experimentar, etc.


Escucharles y hablarles sobre el consumo de alcohol y sus efectos será fundamental para que en el futuro puedan tomar las decisiones correctas;

Los padres deben educar a sus hijos con el ejemplo, y evitar siempre consumir de manera irresponsable y abusiva delante de ellos. Esa no es la forma de transmitirles cómo relacionarse con el alcohol, fortalecer los factores de protección y reducir los factores de riesgo de manera que puedan adoptar actitudes más responsables.


En cualquier caso no dudes en buscar la ayuda de un especialista, de tu médico de familia o profesional de la atención primaria, quienes te darán la información y asesoramiento desde un punto de vista médico.


Para ampliar la información sobre el consumo de alcohol y los menores puedes consultar la página de FAS:




Echa un vistazo a nuestras últimas entradas

bottom of page