• Educamos en Familia

Todo niño necesita un héroe



“La enseñanza y el aprendizaje deben traer alegrías. ¿Qué tan poderoso sería nuestro mundo si tuviésemos niños que no temiesen asumir riesgos, que no tuviesen miedo de pensar, y que tuviesen a un campeón? Cada niño merece tener a un héroe, un adulto que nunca dejará de creer en ellos, que entienda el poder de la conexión, y les insista en que llegarán a ser lo mejor que pueden llegar a ser.”

Pierson, R. TED Talks

Las palabras de Pierson pueden resultar inspiradoras y al mismo tiempo generadoras de miedos y angustia: ¿cómo puedo ser un héroe para mi hijo?. Y si mi ejemplo es tan importante, ¿cómo puedo hacer para dar el mejor ejemplo? Los padres somos seres humanos y como tales cometemos errores, tenemos miedos, cualidades y debilidades. Entendemos que cuando nos convertimos en padres surgen una serie de miedos y dudas ante la importante tarea de educar a nuestros hijos.

En Educamos en Familia creemos firmemente que ante los problemas con los que nuestros hijos se enfrentan en la actualidad, el mejor regalo que podemos hacerles es una educación basada en valores. Es por eso que nuestra escuela para padres se basa en técnicas que fomentan valores y en una aproximación positiva de la educación.

Antes hablábamos de los miedos que surgen frente a la paternidad y la maternidad. Pareciera que criar a nuestros hijos está relacionado con mucha angustia y confusión.


¿Porqué estamos tan preocupados por algo que los seres humanos hicieron con éxito durante milenios? La respuesta es que nunca ha sido sencillo. Pero ahora, tenemos a nuestra disposición muchísima información sobre educación y aun así nos sentimos más perdidos que nunca. ¿Por qué? Vivimos en la era de la sobreinformación. Las redes sociales e internet se han encargado de poner a nuestro alcance innumerables conocimientos y consejos. Pero ¿a quién hacemos caso?

Hoy en día, podemos encontrar una amplia bibliografía sobre cómo educar a nuestros hijos: mucha de esta es buena, otra dudosa y otra incluso alarmante. Existen guías que abarcan desde cómo educar niños felices hasta cómo educar a un niño para que entienda de finanzas. Tanta información puede resultar abrumadora, ¡¿cierto!?

Uno de los aspectos que nos genera más angustia y confusión es que nos encontramos en un mundo cambiante: lo que hoy está de moda o parece ser importante para el futuro (por ejemplo aprender mandarín) mañana puede ya no estarlo. Entonces, ¿en qué merece la pena invertir nuestro esfuerzo?.

En ocasiones sentimos que ni siquiera sabemos con certeza para qué estamos preparando a nuestros hijos. ¿Cómo sabemos que les estamos dando las herramientas suficientes? ¿Cómo podemos estar seguros de si lo que les estamos enseñando les va a ser útil el día de mañana? ¿Y si no estoy abordando todos los temas importantes para su educación?

¡Es normal sentir un poco de miedo! Pero nosotros estamos seguros de que hay una fórmula que no falla: la educación en valores. ¿Cómo? Pongamos un ejemplo: puede ser que el día de mañana nuestros hijos requieran saber un tercer idioma y no lo hayan adquirido de pequeños… ¿error nuestro? ¡no!. Sí les inculcamos disciplina y constancia podemos estar seguros de que lo conseguirán.


Otro ejemplo: desafortunadamente es probable que a nuestros hijos les ofrezcan drogas en algún momento, pero si les educamos en el discernimiento y la fuerza de voluntad podemos estar tranquilos de que tomarán la decisión correcta. En pocas palabras, si formamos a nuestros hijos en valores, no tenemos que preocuparnos por abarcar absolutamente los cien mil temas y problemas con los que se pueden llegar a enfrentar.

Una educación basada en valores nunca pasará de moda y siempre será la base de una vida con sentido. Nos podrá parecer algo difícil de enseñar, sobre todo cuando parece que la sociedad navega en sentido opuesto, pero en realidad somos muchas las personas que seguimos apostando por este camino. ¡No estamos solos!

9 vistas
  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos