Suscríbete

a nuestra newsletter

Mi hijo me falta al respeto ¿Qué puedo hacer?

March 20, 2020

 

Este artículo es el tercero de una serie que trata el tema del respeto. Nuestro objetivo es poder brindarte una guía en la que encuentres respuesta a las preguntas que te pueden surgir a la hora de educar en este valor, pautas sobre cómo cultivarlo y recursos prácticos en los que te puedes apoyar. 

 

 

Mi hijo me falta al respeto ¿Qué puedo hacer?

 

Gritar, dar golpes, patalear, hacer burla, retar, amenazar, exigir que se cumpla inmediatamente lo que piden… son actitudes irrespetuosas que a veces vemos en nuestros hijos. Es natural que sucedan puntualmente. Un día en el que estén muy cansados o un problema que hayan tenido en el colegio son suficientes para desencadenar conductas irrespetuosas. Si manejamos estas situaciones con comprensión pero con límites firmes, no irán a más. Pero si estas actitudes se han convertido en la forma habitual de comportarse de tu hijo, entonces, nos encontramos ante un problema al que debemos poner solución.

 

 

¿Cómo puedo actuar ante las faltas de respeto de mi hijo/a?

 

Si tu hijo te falta al respeto, actúa de manera inmediata. No lo demores. Hazle saber, con calma y claridad, que su comportamiento está siendo irrespetuoso. A veces los niños no se dan cuenta de que se están comportando irrespetuosamente y basta con hacerles conscientes de ello para que cambien su forma de actuar. Pero si a pesar de ello la conducta de tu hijo persiste:

 

- Dile claramente y con seriedad que no te gusta lo que está haciendo o diciendo y que no se lo puedes permitir. Pon el límite en ese mismo momento.

 

- Exprésale cómo te sientes (me enfada, me asusta, me entristece, me preocupa, etc. …. cuando tú haces/dices). Resalta que tu sentimiento es hacia su comportamiento y no hacia él. Es importante que tu hijo entienda que sus actos tienen consecuencias sobre los demás.

 

- Pídele, con amabilidad pero firmeza, que te hable con más calma o educación, o de lo contrario no podréis seguir hablando hasta que cambie su actitud. Hazle saber que esa situación no es buena para ninguno de los dos.

 

- Explícale de qué otra forma alternativa y respetuosa se puede comportar.

 

- Si a tu hijo le cuesta manejar sus emociones, ayúdale a ponerles palabras (te sientes enfadado, decepcionado, frustrado, avergonzado, etc.) y dale muestras de cariño o contención para ayudarle a serenarse. Quizás lo necesite. Muchos niños responden positivamente al contacto físico de sus padres: una caricia, cogerles de la mano o abrazarles, puede ayudarles a calmarse y controlar mejor sus palabras y actos.

 

- No cedas ante sus peticiones o exigencias. Espera a otro momento en el que estéis tranquilos para hablar sobre lo sucedido y sobre los deseos y necesidades de tu hijo y las tuyas.

 

 

Para terminar, recordad que cuando vuestros hijos os faltan al respeto, además de establecer consecuencias firmes y cumplirlas, es importante devolverles respeto y no responder con gritos, insultos o amenazas. Darles el modelo correcto no está reñido con la disciplina y es la mejor forma de que en futuro ellos lo pongan en práctica y crear así una convivencia sana y respetuosa en el hogar y fuera de él.

 

Si tu hijo ha cometido una falta de respeto hacia otras personas, motívale a que intente compensar su error. Por ejemplo, si ha roto las pertenencias de otra persona o le ha humillado en público, no basta con que se disculpe por ello. Debería, además, compensar a esa persona reparando el daño causado o compensando su falta de respeto. Estas acciones bondadosas pueden ser fundamentales para evitar conflictos posteriores y pueden, además, facilitar la reconciliación.

 

Además, es conveniente que os toméis unos momentos para reflexionar y analizar qué hay detrás de ese comportamiento inadecuado. Esto os puede ayudar a trabajar sobre él. Ver si se trata de algo frecuente, analizar motivos, valorar cuáles son sus dificultades, carencias… Todo ello os puede ayudar a hablar con vuestro hijo más adelante para que pueda aprender a regularse y mejorar en estos aspectos.

Más sobre el tema...

 

Este artículo forma parte de una guía para educar en el respeto. Si quieres seguir leyendo sobre el tema te invitamos a leer los artículos relacionados que encontrarás al final del artículo o descargar la guía completa.

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos

 

 

 

 

 

 

 

Compartir
Please reload

Please reload

Entradas relacionadas

Please reload

  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos