Suscríbete

a nuestra newsletter

La importancia de la gratitud

January 4, 2018

 

Desde que somos pequeños nos educan para dar las gracias al otro cuando nos hace un regalo o tiene un buen gesto con nosotros. Aprendemos a agradecer automáticamente y como una regla social. Pero, ¿cuántas veces agradecemos las pequeñas cosas buenas que nos suceden en el día a día? ¿Realmente sabemos ser agradecidos?

 

Como apunta Carmen Serrat- Valera (2010): “La gratitud es una actitud general que no se limita al hecho de agradecer de vez en cuando lo que nos dan o lo que ocurre. La gratitud es una forma de vida que nos permite ser más felices. No importa cuántos bienes tengamos, si queremos alcanzar la plenitud es necesario hacer del dar las gracias un hábito”

 

Además la gratitud  nos ayuda a crear relaciones más fuertes y significativas porque requiere que nos demos cuenta de cómo hemos sido apoyados por otras personas. De hecho, el sociólogo Georg Simmel llamó a la gratitud “La memoria moral de la especie humana” ya que nos ayuda a apreciar los regalos que recibimos y nos motiva a devolver el gesto.

 

Son muchos los beneficios de la gratitud pero quizás los más importantes puedan resumirse en estos 4 puntos:

 

  1. Nos hace más felices: la gratitud es uno de los métodos más infalibles para aumentar la felicidad porque impulsa sentimientos como dicha, optimismo, entusiasmo y otras emociones positivas. Además, bloquea emociones negativas y tóxicas como la envidia, el resentimiento y el arrepentimiento. Esto es posible ya que la gratitud y las emociones que produce son incompatibles con las emociones negativas que mencionamos, ¡no puedes experimentarlas a la vez!

  2. Es un antídoto contra la enfermedad. Se ha comprobado que la gratitud fortalece el sistema inmunológico, reduce la presión cardíaca y reduce molestias físicas asociadas a la enfermedad. También nos impulsa a hacer deporte y a llevar un estilo de vida saludable. Se ha comprobado que las personas agradecidas duermen mejor y por tanto tienen más energía y salud.

  3. Mejora nuestra calidad de vida: para experimentar la gratitud tenemos que vivir el momento presente y esto nos permite sentir más intensamente lo bueno que la vida nos ha regalado. Nos ayuda a apreciar el valor de las cosas y tener una postura más activa ante la vida. Además cuando vemos la vida con los ojos de la abundancia, mejora nuestra autoestima y nos sentimos más queridos.

  4. Enriquece nuestras relaciones: la gratitud va de la mano del perdón, la compasión o la generosidad entre otros. Estas emociones son ingredientes esenciales para que nuestras relaciones sean satisfactorias y fuentes de apoyo y protección. También se ha comprobado que las personas agradecidas suelen tener más facilidad para resolver conflictos de un modo respetuoso y empático.

 

Como puedes observar son muchas las ventajas que tiene practicar la gratitud. Merece la pena poner un poco de más atención en todos los regalos que la vida nos hace cada día y sentirnos dichosos por ellos. Pero no te creas nada, compruébalo por ti mismo y saca tus propias conclusiones.

Compartir
Please reload

Please reload

Entradas relacionadas

Please reload

  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos