• Educamos en Familia

Familia en la era de las redes sociales


Hoy en día es difícil imaginar una vida sin smartphones, ordenadores o tablets. Estos artilugios nos permiten conectarnos con el resto del mundo de forma sencilla, nos ayudan a acceder a la información rápidamente y son aparentemente el mejor antídoto contra el aburrimiento. En definitiva, la tecnología avanza rápido y cubre cada vez más necesidades.

Pero a pesar de todas las ventajas que tiene “estar conectados”, el uso inadecuado de estos medios puede conducir a que nuestros hijos desarrollen algunos problemas como: perder magnificas oportunidades de desarrollar sus habilidades sociales, reducción de su creatividad debido a la estimulación continua, llevar a cabo conductas de riesgo (sexting, facilitar datos personales…) o incluso llegar a desarrollar una adicción.

No tienes que temerle a las nuevas tecnologías y al uso de las redes sociales pero si tener en cuenta algunas cosas:

Pon límites

No te sorprendas si ves a tus hijos ir al cuarto de baño con la tablet o dormirse pegado al smartphone porque a ellos estos (malos) hábitos, les parecen lo más normal del mundo. Pero que todos lo hagan no significa que sea lo adecuado ni lo deseable. Es importantísimo que determines en qué lugares y momentos está permitido el uso de los dispositivos y en cuáles no. Por ejemplo durante las comidas, mientras hacen sus tareas, en el dormitorio o el baño son unos de esos lugares en los que es recomendable limitar o eliminar el uso de estos dispositivos, sobre todo cuando tengan conexión a internet.

También es esencial que determines a qué edad pueden acceder a redes sociales o tener sus propios dispositivos.

Informa

Da información veraz sobre cómo funcionan las redes sociales, políticas de privacidad, consecuencias legales de determinadas conductas… También es fundamental que determines claramente qué consideras malos usos de las redes (enviar fotos íntimas, proporcionar datos personales a desconocidos, intimidar a otras personas…) Además, la mayoría de los chicos tienen acceso a estas redes antes de lo permitido por la ley, por lo que recuerda que, en estos casos, el responsable de lo que tu hijo haga serás tú.

Quizás esta idea no te guste pero es conveniente que conozcas las contraseñas de sus dispositivos y redes. El objetivo no es cotillear en la vida de tu hijo sino asegurarte de que el uso que hace de las nuevas tecnologías y redes sociales es el adecuado.

Ayuda

En ocasiones los chicos pueden verse en situaciones complicadas y difíciles de resolver (Insultos, exigencias fuera de lugar, acoso…) La vergüenza, la culpa o el miedo pueden empeorar aún más la situación. Anímales a que si esto ocurre, te lo cuenten o acudan a algún profesor o adulto de referencia.

Promueve el buen uso de los dispositivos

Como hemos dicho en otras ocasiones las nuevas tecnologías son un instrumento muy potente de aprendizaje, pero en gran medida eso depende del uso que le damos nosotros a éstas. Tus hijos repiten lo que ven. Si les dices que en la mesa no se utiliza el móvil pero tú respondes a los correos mientras cenáis, ellos se quedarán con tus actos y olvidarán tus palabras.

Otra forma de hacer un buen uso de los dispositivos es utilizarlo para agradecer un buen acto, mantener el contacto con la familia, inmortalizar momentos importantes, seguir a personajes inspiradores… Mostrarles que es posible hacer un uso sano y enriquecedor de estos medios.

“Lo que ocurre en Las Vegas se queda en Las Vegas. Lo que ocurre en Twitter (u otra red social) se queda en Google para siempre”.

Jure Klepic (experto en marketing y social media)

#redessociales #nuevastecnologías #educar #familia

  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos