7 formas de conectar con otras personas

Grandes estudiosos sobre las emociones, la felicidad y el comportamiento humano como Ed Diener, Martin Seligman, Mihaly Csikszentmihalyi, Brené Brown o Daniel Kahneman, coinciden en que somos más felices y nos sentimos mejor cuando mantenemos relaciones sociales positivas y estamos conectados a otras personas.



Hoy sabemos que las personas más felices pasan menos tiempo solas aunque también se sabe, que estas relaciones aunque necesarias, no son suficientes por sí mismas para predecir los niveles de felicidad. Para que realmente incidan positivamente en el bienestar, las relaciones tienen que ser estrechas y gratificantes.


Estar solo o aislado, como estado opuesto al que estamos haciendo referencia, supone grandes trabas para el bienestar y la felicidad. Por ejemplo, se ha comprobado que las personas que pasan la mayor parte de su tiempo solas, duermen peor o su sistema inmune empeora. Por otro lado, investigadores de UCLA han concluido que cuando nos sentimos excluidos por parte de un grupo, se activa la zona del dolor físico del cerebro.


Y esto no es exclusivo de la edad adulta sino que en la infancia también es muy importante tener relaciones sólidas. De hecho, los niños y adolescentes con conexiones con otras personas, obtenían mejores resultados académicos y eran mucho más felices no sólo en ese momento sino en el futuro. Y también se ha visto que las notas aunque tenían un efecto directo sobre la felicidad, lo tenían mucho más las relaciones.


Teniendo en cuenta todo lo anterior, te ofrecemos 7 formas de generar conexión con otras personas tengas la edad que tengas:


  1. Contacto con la familia y amigos. Sin duda es el primer lugar por el que debemos empezar. Hermanos, primos, cuñados, padres, amigos… Reuníos con frecuencia y cread vuestros propios rituales. Comida los domingos, merienda de primos el viernes al salir del colegio, cena con una pareja amiga… Cualquier opción es buena.

  2. Ocio compartido. Practicar actividades con personas que comparten tus gustos ya es un buen comienzo porque aunque no os conozcáis de nada al principio, al menos sabes que tenéis en común esa afición. Hay muchas opciones que van desde el deporte a actividades más manuales como clases de pintura o cocina. Reunirse con frecuencia con las mismas personas para realizar una actividad agradable, es un estupenda forma de estrechar lazos.

  3. Voluntariados. Todos los beneficios del punto anterior se incrementan enormemente cuando se participa en voluntariados. En este tipo de actividad conectas con personas que probablemente tienen valores muy similares a los tuyos y ese es sin duda, un fuerte pegamento en las relaciones.

  4. Confía. Nos han dicho tantas veces que el “hombre es un lobo para el hombre” que podemos ir con pies de plomo en nuestras relaciones. Nuestro consejo es que no tengas miedo y te abras con los demás. Esto no quiere decir que tengas que contarle y compartir todas tus cosas con todo el mundo pero sí que tengas personas de referencia con las que compartir tanto tus luces como tus sombras. A veces son los padres, los hermanos, la pareja o incluso ese amigo que conociste en clase de yoga.

  5. Mostrar interés por otras personas. En el trabajo, con los vecinos, personas con las que tienes un trato frecuente… Escucha, pregunta, interésate por los demás… Así irás conociendo y estrechando lazos de forma muy natural y casi sin darte cuenta.

  6. Abre tu mente. Deja de lado los prejuicios y atrévete a conocer a gente nueva. Hay gente estupenda que puede enriquecer mucho tu vida.

  7. Prioriza. En el día a día vamos rápido y en ocasiones se nos puede olvidar dedicarle tiempo a aspectos tan importantes como es cultivar las relaciones con los demás. Como hemos visto, son muchos los beneficios que tiene rodearnos de personas significativas y de conectar con los demás. No lo relegues al último puesto de tu lista y cuida tus relaciones como el que cuida un tesoro.



Muchas veces nos quejamos de que no somos lo suficientemente felices. En ocasiones es por pereza y en otras es porque no sabemos cómo hacerlo. En este artículo te hemos expuesto una forma sencilla de conseguirlo más que contrastada. Invierte tu tiempo en cuidar a las personas que te rodean y a estrechar lazos. De esta manera, tus niveles de felicidad y bienestar aumentaran exponencialmente.


Si te interesa este tema, te animamos a que leas nuestros artículos sobre la amistad o que descargues la guía.

Echa un vistazo a nuestras últimas entradas