Los abuelos y su papel en la familia

Como no podía ser de otra manera, los abuelos tienen un día propio en el calendario. El día 26 de julio se celebra el día de los abuelos en España y no queríamos dejar pasar la oportunidad de hablar sobre el papel que tienen en las familias.



Los abuelos siempre han tenido un lugar central en la familia. Además, a lo largo de los años el protagonismo de los abuelos ha ido en aumento, debido entre otras razones al aumento de la esperanza y calidad de vida.


Criarse con la figura de los abuelos presentes supone grandes ventajas. Estas son algunas de las principales

  • Apoyo. Los abuelos pueden ser figuras de apego muy importantes. Los nietos suelen encontrar en ellos un apoyo incondicional y estable. Suelen ser un refugio y fuente de consuelo cuando se discute con los padres por ejemplo.

  • Referentes de otra generación. La relación con los abuelos contribuye a que se desarrollen habilidades sociales con personas de otras generaciones. Aprenden a cómo comunicarse o comportarse. Son capacidades muy útiles y necesarias para un futuro.

  • Cuidado. Sin duda los abuelos se han convertido en grandes cuidadores para los nietos. Suelen ser las primeras personas en las que los padres piensan para el cuidado de sus hijos ya que son garantía de amor, la confianza y dedicación.

  • Afecto. Los abuelos son una muestra de afecto inmensa. No sólo con abrazos y besos, que también, sino con una sonrisa, haciéndote sentir el centro del mundo, esa atención cariñosa… Los abuelos incluso pueden ser más afectuosos con los nietos de lo que fueron con sus propios hijos. En general, los niños suelen sentirse muy queridos y especiales cuando están con sus abuelos.

  • Valores. Los abuelos suelen ser fuente de sabiduría. El paso del tiempo tiene eso, que se aprende mucho y se acaba sabiendo mucho. Pasa lo mismo con los valores. Los mayores suelen tener claros sus valores y aquellos que consideran importantes no dudan en compartirlos con palabras y con hechos.


De la misma manera, los abuelos obtienen grandes beneficios cuando pueden participar activamente de la vida de sus nietos. Por ejemplo:


  • Aumenta el estado de ánimo y habilidades cognitivas. Está más que demostrado que el estado de ánimo mejora cuando se pasa tiempo con los nietos. Además, es una fuente de estimulación que permite que se mantengan más despiertos y activos cognitivamente.



  • Experiencias gratificantes. Cuidar a los pequeños favorece que se realicen de nuevo experiencias olvidadas como: ir a recogerles al colegio, darles un baño, llevarles al parque o ver una película juntos. Actividades que realizaban con sus hijos y que ahora tienen la oportunidad de hacer con los nietos. Momentos muy gratificantes que los llenan de energía y vitalidad.

  • Un nuevo propósito. Para muchos abuelos participar de la crianza y cuidado de sus nietos se convierte en un objetivo central en sus vidas. Lo consideran como un papel importante que tienen y una motivación. Les ayuda a sentirse útiles y reconocidos.

  • Aumento de la autoestima. La relación de los abuelos con los nietos suele ser agradable y mucho más relajada que con los padres. Aunque los abuelos pongan limites, los nietos los ven como personas con las que se entretienen y lo pasan bien, ya que de la parte “menos agradable” de la crianza ya se encargan los padres. Para los abuelos sentirse queridos por sus nietos y que se les considere como personas divertidas o cariñosas supone un chute de autoestima y alegría.


Está claro que son muchos los beneficios tanto para nietos como para abuelos pero no debemos olvidar un aspecto importante, los abuelos también necesitan ser cuidados y respetados. ¿Cómo podemos hacerlo?


  1. Entiende sus límites. Los abuelos por norma general no suelen decir que no pero eso no quiere decir que puedan con todo. Para ellos es muy estimulante cuidar de los nietos por lo que rara vez se negaran a algo que le pidas. Por eso, es muy importante que tengas en cuenta sus límites para no sobrecargarles. Buscad actividades que se adecuen a las dos partes. Si no pueden ir al parque a jugar puedes proponerles dibujar o hacer puzles en casa.

  2. Acepta cuando te dicen que no y sus límites. Aunque como hemos dicho suele ser raro, acepta cuando lo digan. Por otro lado, las capacidades de los abuelos pueden estar algo mermadas. La energía, agilidad, capacidad de entendimiento, la memoria… Pueden seguir siendo perfectamente funcionales pero eso no quiere decir que estén al 100% de sus capacidades. Seguro que están encantados de echarte una mano pero no siempre podrán hacerlo o de la manera que a ti te gustaría.

  3. Dile las cosas con cariño y empatía. Es probable que haya cosas que no te gustan y que debes decir para que vuestra relación no se resienta. Lo mejor es que lo hagas con amabilidad y respeto. Establecer una buena comunicación es muy importante. Si lo consideras necesario se pueden pactar unas normas entre vosotros para que la relación fluya y no se produzcan conflictos.

  4. Vigila su salud. Los abuelos también necesitan ciertos cuidados. Intenta que se mantengan activos, que coman bien y que ejerciten la mente. Como hemos dicho, los nietos son una fuente de estimulación importante en todos los sentidos pero no por ello hay que descuidar otras áreas.

  5. Anímale a que tenga su propia vida. Hay abuelos que se centran tanto en los nietos (recogerles del colegio, quedarse con ellos el fin de semana…) que abandonan actividades que también son importantes y necesarias. Quedar con amigos, irse de vacaciones, apuntarse a alguna actividad lúdica… Procura que en la vida de tus padres, haya equilibrio. No hipoteques todas sus tardes o fines de semana, deja que tengan espacios para desarrollar sus propias actividades.

  6. Agradece. Sin duda este punto es muy importante. Los abuelos son referentes y unos cuidadores entregados y amorosos. Cumplen un papel en la familia que sin duda merece su reconocimiento. Ellos no lo pedirán pero a todos nos gusta que valoren nuestro esfuerzo y dedicación. No seas tacaño en palabras de agradecimiento y si puedes, algún detallito nunca está de más.


La familia es un tesoro que debemos cuidar. Nuestros padres, convertidos en abuelos, son piedras angulares en nuestras vidas. Que nuestros hijos se críen con sus abuelos es sin duda un gran regalo. Los abuelos no siempre están cerca pero no por ello hay que perder el contacto. Aprovechar vacaciones, fines de semana, hacer videollamadas o llamadas frecuentes… No prives a tus hijos ni a tus padres de esos momentos. Por desgracia, no siempre estarán con nosotros por eso merecen que les cuidemos, les queramos y compartamos cada día con ellos.



Nos encantaría conocer vuestra opinión sobre el papel de los abuelos en la familia. Podéis dejarla en comentarios.

Echa un vistazo a nuestras últimas entradas