Cuidar el medio ambiente: una cuestión de valores


Inculcar el cuidado y respeto por el medioambiente a través de la educación, es la mejor acción para salvaguardar la naturaleza y nuestro entorno. Uno de los valores más importantes que les podremos enseñar.




El medioambiente está en peligro, contaminamos el planeta y consumimos más recursos de los disponibles. Pero hay pequeñas acciones, en el propio día a día, que podemos hacer para tomarnos en serio su cuidado.


A continuación, os dejamos unas propuestas para que tanto niños como adultos, pongamos en práctica y protejamos nuestro entorno:


  • Hábitos sostenibles o pequeños gestos que valen mucho: escribe en una pizarra, tabla o cuaderno las ideas comunes y propuestas para aplicarlas en vuestro día a día. Por ejemplo: No gastar agua innecesariamente, cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes, no dejar los aparatos electrónicos enchufados, apagar la luz, etc. Dejar que los niños participen de estas actividades con sus aportaciones, les concienciará de manera más directa.

  • Reciclar y reutilizar!: Desde que son pequeños, enseñarles donde se deshecha cada envase. Potenciar su interés natural en clasificar para que aprendan y ejerciten el separar los residuos. Una idea divertida es buscar distintos usos para envases y otros objetos. Dar una segunda vida a las cosas es la mejor manera de reciclar.



  • No tirar desperdicios al suelo: Muchos niños aprenden malos hábitos o costumbres como tirar papeles al suelo, los envoltorios de caramelos, botellas... Hay que enseñarles a que hay que tirar todo en la papelera para que en un futuro no ensucien las playas, montes…

  • Las plantas no se arrancan y los insectos no se matan: Que los niños aprendan que las plantas son seres vivos como nosotros. Por lo que no se pueden pisar ni arrancar. Enseñarles a protegerlas y cuidarlas. Cada bichito tiene su función dentro de la naturaleza. Mejor ayudarles a volver a su hábitat.

  • Aprovechar el papel: Que aprendan de donde viene el papel y el problema de la devastación forestal. Acciones como imprimir lo necesario, a doble cara pueden ser pequeños gestos determinantes.

  • Reutilizar las bolsas del supermercado: para llevar las zapatillas de deporte o para meter el bocadillo del colegio. Aunque lo ideal es llevar tu propia bolsa a la hora de hacer la compra, las que todavía tengáis en casa de plástico, reutilizarlas.



  • ¿Cocinar el bizcocho en casa?: Podéis probar a cocinar en casa productos que compraríais de fabricación industrial: bizcochos, galletas, pizza… Menos comida preparada y fabricación industrial. Volver a lo natural es una buena forma de reducir el impacto en el medio.

  • Caminar y transportes públicos: Intentar ir andando en nuestros traslados, compartir coche con los compañeros del colegio para ir a actividades extraescolares… Con un poco de organización ahorramos tiempo, dinero y reducimos la contaminación. Además, si favorecemos que caminen y se muevan estaremos previniendo el grave problema de sedentarismo entre los jóvenes.

  • Expediciones de limpieza: Convertir un paseo en una expedición para salvar el planeta. Aprovechar y llevar en vuestras salidas al campo o la playa, bolsas de basura, palas o rastrillo y guantes. El objetivo será: recoger residuos no biodegradables como latas, botellas o plásticos. Os sentiréis orgullosos de haber hecho algo práctico para proteger la naturaleza.


  • Respetar los objetos y el material urbano: Lo que hay en la calle es de todos, no es solo nuestro. Por lo que, a través del ejemplo, los niños aprenden a respetarlo y cuidarlo, sin romperlo o pintarlo. De esta manera estamos alargando la vida útil de las cosas reduciendo el consumo.

  • Donar y regalar: Ropa, libros, juguetes, cosas que ya no utilizamos. Seguro que alguien puede y quiere darles otro uso. Estaremos evitando la generación de más residuos de materiales no reciclables.

  • Enseñar y concienciar: Hablar sobre este tema con amigos y familiares, nos hará a todos más conscientes. El medio ambiente necesita de nuestra colaboración.

Somos el mejor ejemplo de los más pequeños. Interiorizar estos pequeños gestos, conseguirá que nuestros hijos también los lleven a cabo. Entenderán la importancia del cuidado del medio ambiente y la reducción de la contaminación, problemas que nos afectan nuestra salud y calidad de vida.


#Familia #Responsabilidad

 

Copyright (c) 2022 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos