top of page

Educación afectivo sexual para hijos de 6 a 12 años


En estas edades se producen cambios muy significativos en el desarrollo afectivo-sexual de niños y niñas, tanto físicamente como psicológicamente. Muchos de ellos aumentan su curiosidad y conocimientos sobre el amor romántico y algunos empiezan a sentir interés por la sexualidad. Veamos algunos datos.

De 6 a 9 años


➤ Las amistades se suelen estrechar con personas de su mismo sexo.


➤ Se vuelven curiosos con temas relacionados con el embarazo y el nacimiento, la diferenciación de los roles masculino y femenino…


➤ Pueden continuar practicando los juegos afectivo-sexuales, (jugar a los médicos, a las familias…)


Entre los 9 y los 12 años


➤ Pueden enamorarse de amigos de su edad o mayores, (maestros, monitores, entrenadores u otras personas relevantes en su vida).


➤ Pueden interesarse por las citas y los noviazgos.


➤ Tienen más curiosidad por los cuerpos desarrollados de los adultos, (masculinos y femeninos).


➤ Según se van acercando a la pubertad, se vuelven más reservados y pudorosos, buscando su privacidad.


➤ Algunos toman contacto con la masturbación, con el fin de obtener un orgasmo similar al de los adultos. También pueden sentirse atraídos por revistas y páginas web eróticas.



Por todos estos cambios, y pese a que a algunas familias les parezca una edad temprana para tratar estos temas en familia, nuestra recomendación es que no esperes mucho más tiempo para hablar de sexualidad con tus hijos. ¿Por qué? Porque esperar demasiado conlleva riesgos. Como hemos visto, los niños de estas edades ya hablan de enamoramientos, “novios”, primeros besos, etc. Muchos tienen una gran curiosidad por los temas relacionados con el amor romántico, (algunos se casan en el patio del colegio) y otros se interesan por la reproducción, animándose a curiosear sobre el cuerpo humano en los libros de ciencias. Creemos muy importante que dicha curiosidad siga siendo sana y apropiada. Si desde el ámbito familiar les damos un encuadre adecuado, fundamentado en nuestros propios valores, si hablamos de ello con naturalidad, serán capaces de ubicar adecuadamente la información que obtengan de otras fuentes.

Por el contrario, si tu familia espera demasiado para hablar de estos asuntos tan presentes en su día a día, puede que tus hijos aprendan cosas inadecuadas sin contar con un punto de partida coherente para comprenderlas, y que las entiendan de forma distorsionada. Siempre van a tener esta información “extra”, de los amigos, de los medios de comunicación o de los teléfonos inteligentes. Por eso, es importante compensar.

Nuestra propuesta es que no basta con una conversación puntual sobre el asunto de la sexualidad. Es mejor hablar de ello cuando surja la ocasión, al igual que hacemos con otros temas. Así, este tema puede convertirse en un tema familiar, abierto, agradable y natural.

Hablarles de forma cálida y amorosa sobre estos asuntos compensará el tono más jocoso y sucio de algunas de las conversaciones que escucharán entre compañeros y amigos de su edad. Pero recuerda: No basta una charla. Si necesitas más recomendaciones sobre cómo hacerlo, consulta nuestro articulo cómo hablar de sexo con hijos de cualquier edad”.


Consejos prácticos


  • Recuerda educar desde el ejemplo. Una buena manera de hacerlo es que los hijos vean las demostraciones físicas del amor y el compromiso entre sus padres. Tomarse de la mano, besarse al despedirse o al llegar a casa…

  • Habla en positivo sobre la sexualidad y las relaciones afectivas. Estaría bien que procuréis estar actualizados sobre información relacionada con estos temas: el cuerpo humano, la atracción sexual, la concepción, la salud… Nunca se sabe cuándo puede surgir la oportunidad de hablar del tema. Consulta nuestros consejos generales y recursos para padres aquí.

  • Alrededor de los ocho años, los niños estudian en el colegio el cuerpo humano y la reproducción. Facilita que tu hijo tenga algunas ideas claves antes de abordar estos contenidos en la escuela. Así podrás aprovechar su formación escolar en ciencias de la naturaleza para completar sus conocimientos y curiosidades con una visión familiar.



  • Llegado el momento en que tu hijo sienta interés por los temas reproductivos, habla de ello con naturalidad. Encuadra la reproducción en el amor y el compromiso de las familias para crear una nueva vida. Explícales cómo el ser humano está hecho de amor y surge del amor entre dos personas. Esa es la diferencia entre los seres humanos y otras especies animales.

  • Habla con tu hijo o hija del respeto hacia su cuerpo. Usa un estilo acorde a su edad y ayúdale a entender que el sexo es algo muy poderoso, ya que puede dar lugar a otra vida. Es por ello que deberá usar esa “magia” con mucha responsabilidad y criterio, llegado el momento. Mientras tanto, deberá aprender a ser respetuoso con su cuerpo y con sus sentimientos.

  • Normaliza sus cambios evolutivos. Su cuerpo comenzará a acercarse a la pubertad de forma progresiva, por lo que irá cambiando de forma y aspecto. Haz que se sienta cómodo con él. Normaliza la desnudez en contextos apropiados para ella y el pudor cuando sea necesario.

  • Respeta sus secretos. Muchos niños de estas edades se enamoran o sienten interés por otras personas de su edad o de su entorno y se sienten motivados a establecer relaciones afectivas con sus iguales. No les pongas en evidencia, respeta sus secretos déjale claro cuál es vuestro punto de vista como padres al respecto.

  • Habla con él respecto a sus primeras citas amorosas. Aunque la influencia del entorno y los medios de comunicación promuevan dichos encuentros en jóvenes prepúberes, muchos estudios indican que los niños y niñas de esta edad no están aún preparados para mantener una relación sentimental en términos de amor y compromiso y recomiendan esperar a más adelante, momento en el que comprendan las “reglas del juego” del amor y estén preparados. Proponle que las retrase hasta alcanzar la madurez emocional suficiente como para comprender el sentido del amor romántico entre dos personas.  

  • Aprovecha cualquier información que tu hijo recibe a través de los medios de comunicación, (televisión, películas, series…) para hablar del amor romántico y el vínculo afectivo entre dos personas adultas. Series de televisión, películas, canciones, podcast… todo puede ser útil para iniciar una conversación sobre estos asuntos y ayudarle a discernir cuáles son los valores personales sanos que deberían primar en este tipo de relaciones. Busca que el contenido sea apropiado a su edad y protégele de modelos inadecuados.

  • En este sentido, es importante limitar el acceso que las personas de estas edades tienen a internet y otros medios, procurando que accedan únicamente a información apropiada a su edad y que vean solo aquello que puedan comprender en este momento de su desarrollo personal, hasta que tengan puedan utilizar estos recursos con pensamiento y juicio críticos. Recuerda que el uso de redes no está permitido para personas de su edad, dado que muchos niños no son lo suficientemente maduros para interpretar la información que recogen en Instagram o TikTok, (modelos y comportamientos infantiles prematuramente sexualizados, por ejemplo). Ten presente, además las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y cómo el uso de las pantallas limita el desarrollo intelectual de los niños de esta edad. Si quieres leer más sobre pantallas

  • Recuerda. Además, que muchos niños de esta edad no están preparados para responder ante engaños de adultos malintencionados, por lo que es nuestra obligación como madres protegerles de posibles abusos y peligros, sin adoptar una actitud pasiva. Mira esta campaña sobre prevención en internet.



  • Predica con el ejemplo respecto al uso del teléfono y las pantallas en el entorno familiar, tanto en tus hijos como en ti mismo. Puedes sustituir estas fuentes de información y diversión por momentos de calidad calmados y gratificantes.

  • Respecto al interés que en estas edades surge por explorar su cuerpo y obtener placer, respeta sus deseos de privacidad. Algunos niños y niñas, independientemente del género, se inician en la masturbación en estas edades. Procura abordar el tema con discreción, con el fin de no ridiculizar a tu hijo. Masturbarse no es nada malo, sino que responde al interés por conocer su propio cuerpo. Pero recuérdale que la masturbación es algo que debe realizarse en privado, en lugares como el dormitorio. También hazle saber que debe ser respetuoso con su cuerpo, cuidándolo a través del deporte.

  • Procura proporcionarles recursos adecuados para alimentar su necesidad de conocimiento sobre los temas relacionados con el afecto y la sexualidad. Encontrarás algunas ideas interesantes en nuestro apartado de recursos.

  • Haz saber a tu hijo que cuenta con vuestra ayuda como padres para resolver dudas y preocupaciones sobre este tema. La educación en valores dentro de la familia y nuestro amor incondicional serán el “caldo de cultivo” para una relación con ellos basada en la confianza y para que sepan que pueden contar con vosotros para todo, por muy incómodo que resulte.


RECURSOS ÚTILES EN ESTA EDAD


VIRGINIE DUMONT V. (2005): Preguntas al amor. Lóguez Ediciones. Colección de libros en el que se abordan las preguntas más frecuentes que se plantean los niños en las diferentes edades. Más información: Lóguez Ediciones (loguezediciones.es)



DE LA CRUZ, C. y DE L CRUZ, M. (2011): No le cuentes cuentos. Editorial: CEAPA. Libro que trata la reproducción y la sexualidad de manera adaptada a la infancia e incluyendo los valores afectivos que hay detrás del nacimiento de un bebé. A partir de 6-7 años. Más información: No le cuentes cuentoscuentos.pdf






P. MAYLE y A ROBINS (2011) De dónde venimos. Maeva Ediciones. Casi un clásico, se trata de un recurso muy conocido y utilizado en familia para que los niños comprendan el origen de la vida y algunas ideas fundamentales sobre el tema. A partir de 6-7 años. Más información: Ediciones Maeva - Álbumes ilustrados - ¿De dónde venimos?




P. GOTTHARDT y K RAAGAARD /2010) Cuando Paula se convirtió en Paula y cómo ocurrió. (2010) Maeva. Para niños de 6-9 años. Más información: CUANDO PAULA SE CONVIRTIO EN PAULA - PETER GOTTHARDT



ProFamilia. ¡Mi cuerpo es Mío! Editorial: Juventud. El libro habla de la conciencia corporal y del respeto hacia nosotros mismos y nuestro cuerpo. A partir de 6 años. Más información: ¡Mi cuerpo es mío! (Conocer y comprender)





VVAA Cuentos para educar en familia. Editorial: Confederación Española de AMPAS CEAPA. A través de cuatro cuentos, ayuda a hablar de afectividad y sexualidad con niños de a partir de 6 años. Cuentos para educar en familia





Comments


Echa un vistazo a nuestras últimas entradas

bottom of page