El momento de elegir colegio

Desde Educamos en Familia tratamos de acompañar a las familias en la educación de los hijos, mejorar las relaciones familiares y buscar la felicidad de cada uno en el entorno de la familia.


Aunque demos consejos, sugerencias, ideas sobre modelos educativos que funcionan, como la educación positiva, o hablemos de valores que ayudan a los niños a crecer en autoestima y fortaleza, somos conscientes de que en cada hogar los padres son los que deciden el modelo educativo que seguirán con sus hijos y lo que funciona con ellos o no. La libertad de los padres de educar a sus hijos según sus posibilidades, sus principios y sus conocimientos es clave para el buen funcionamiento de esa familia: la coherencia en lo que pensamos, decimos y hacemos, es una de las mejores bases que pueden tener las familias para su crecimiento y mejora.


Muchos de vosotros, madres y padres que nos leéis, estáis ahora en ese gran momento de decidir qué colegio queréis para vuestros hijos. Para mucha familias la decisión es clara y sencilla y el colegio para sus hijos será el que más cerca esté de casa. La comodidad de la cercanía es algo que tiene gran peso para muchas familias. Sin embargo, hay muchos otros para los que la distancia no es problema mientras el colegio esté alineado con su proyecto familiar, porque quieren elegir un modelo educativo concreto o un sistema pedagógico acorde a la manera con la que quieren que sus hijos trabajen. Para todos ellos que quieren elegir entre la gran variedad de colegios a su disposición, aquí van estos consejos para ordenar las prioridades:


1. Lee el Proyecto Educativo del Centro y valora si coincide con vuestro ideario familiar. Piensa que la escuela es la institución más importante después de la familia y que os coordinaréis en muchos aspectos relacionados con el aprendizaje de tu hijo. ¿Qué valores y principios suponen el sustrato de su modelo educativo? ¿Coinciden con los valores y principios que dirigen vuestra familia?


2. Busca información sobre su metodología de trabajo. Este aspecto es uno de los mayores indicadores de calidad de cualquier colegio, ya que pone en evidencia el tipo de aprendizajes que se logran con el alumnado. Tras conocer el centro y su modelo pedagógico, intenta responder a estas preguntas:


  • ¿Procuran fomentar un aprendizaje activo en sus alumnos, favoreciendo que se mantengan dinámicos durante la clase y aprendan en ella?

  • ¿Ayudan a sus alumnos a conectar lo que aprenden con la vida real, dando lugar a conocimientos aplicables y perdurables en el tiempo? Puede ayudar, por ejemplo, que trabajen ABP, (aprendizaje basado en proyectos).

  • ¿Enseñan a sus alumnos a trabajar en equipo? Recoge información sobre si utilizan métodos como el aprendizaje cooperativo en el aula. Se trata de una estrategia útil para aprender contenidos curriculares mientras que los alumnos desarrollan notables competencias personales.

  • ¿Cómo se plantea en centro la atención a la diversidad? ¿Tiene apoyos específicos para alumnos con dificultades o que destacan? ¿Qué planteamiento general tienen? Cada niño es único (no solo los que tienen dificultades) y no todos aprenden de la misma manera ¿Atienden de forma personalizada a las características de cada alumno?,

  • ¿Se facilita que los niños tengan autonomía a la hora de aprender? Investiga, por ejemplo, si es posible que puedan suceder diferentes cosas al mismo tiempo en el aula (diversificación), o necesariamente los alumnos han de hacer todos lo mismo a la vez.

  • ¿El centro tiene recursos para potenciar la creatividad del alumnado? ¿Ofrece oportunidades para su desarrollo en diferentes facetas?

  • ¿Qué importancia le dan a la adquisición de las lenguas extranjeras? ¿Tienen programas específicos para su desarrollo?


3. Además de reflexionar sobre estos, analiza la estructura y funcionamiento del centro. Durante la escolarización de tu hijo habrá aprendizajes tan significativos y trascendentes para la vida que no se logren desarrollar en un solo curso. Por eso, es importante que los profesores de diferentes niveles se coordinen para que dichos aprendizajes se continúen de manera coherente y sensata. Pueden preguntarte sobre estos aspectos.

  • ¿Existe coordinación entre los profesores? ¿Hay coherencia entre los objetivos de las distintas etapas?

  • ¿Tienen proyectos comunes, programas compartidos durante varios cursos? Por ejemplo, planes de enriquecimiento de lectoescritura, métodos transversales de matemáticas o idiomas, programas de mejora de la convivencia, (alumnos mediadores, observatorio de convivencia) ...


Esperamos que nuestras recomendaciones para elegir un buen colegio, ya sea público, privado o concertado puedan ayudarte. Como padres, es importante recordar que decidir la educación que queremos libremente dar a los hijos es un derecho fundamental que se recoge en la Constitución de todos los países libres. En el punto 3 del capítulo 26 de los Derechos Humanos se dice “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Esto incluye un aspecto tan relevante como el modelo educativo, los valores y el tipo de escuela que quieren para sus hijos.

59 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos