• Educamos en Familia

Beneficios de educar en la autonomía


El desarrollo de la autonomía es uno de los principales objetivos en la educación de los hijos. Debes animarles a que hagan por sí mismos las tareas propias de su edad. Da igual si se manchan o si necesitan más tiempo. En la vida todo es práctica, y cuanto antes les permitas hacerlo, antes aprenderán.

Para convencerte de lo importante que es inculcar este valor, vamos a mostrarte algunos de los beneficios:

  • Fortalece las relaciones con los demás. Los estudios indican que los niños independientes tienen mayor iniciativa y facilidad para las relaciones sociales.

  • Mejora la autoestima y el concepto de uno mismo. Al aprender a hacer cosas nuevas se sentirán válidos y capaces. Quizás incluso se atrevan a enseñar a sus hermanos y compañeros las mismas estrategias. Acuérdate de felicitarlos en sus logros y no dejar que se desanimen si no aciertan a la primera.

  • Aumenta la colaboración en casa. Es importante que tengan sus propias tareas y que entiendan lo importante que es su ayuda. Si en lugar de hacer todo por ellos, les asignas ciertas funciones, se harán más responsables y autónomos. Esto les preparará de cara al futuro. Además, creará buen ambiente en el hogar y les hará más solidarios con su familia y amigos.

  • Mejora su capacidad organizativa y de concentración. Para que adquieran hábitos de estudio deben entender que es una de sus responsabilidades más importantes. A medida que estudien por su cuenta y elaboren sus propios esquemas irán entrenando estas capacidades intelectuales. Cada vez les costará menos prepararse los exámenes y sacar buenas notas. En un primer momento puede parecerte que les haces un favor al hacer los deberes con ellos, pero esto les crea dependencia en el futuro. En lugar de acostumbrarlos a que hagas sus tareas, tienes que enseñarles a hacerlas por su cuenta.

  • Desarrolla su fortaleza y disciplina interna. Al fomentar su independencia, les ayudas a que en el futuro dispongan de más recursos en situaciones difíciles. Así, se harán más fuertes frente a las amenazas de la adolescencia. Esto es fundamental para su desarrollo individual y pro-social.

  • Ayuda a definirse como individuos. En la adolescencia, decidirán qué ropa ponerse, qué actividades prefieren y hasta qué asignaturas cursar. Irán descubriendo sus gustos y su propio estilo. La autonomía es imprescindible para que elaboren su propio criterio y puedan tomar sus propias decisiones dentro del grupo. Es importante que les ofrezcas un diálogo abierto para que te hagan partícipe de sus descubrimientos.

Recuerda: si quieres formar a jóvenes fuertes y capaces, primero debes educarlos para que sean autónomos.

Ya lo dice el coach estadounidense Denis Waitley: “Los mayores dones que pueden otorgarse a un pequeño son las raíces de la responsabilidad y las alas de la independencia”.

#valores #autonomía #familia #educar #padres #hijos

  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos