top of page

Esta es la historia de Alicia. Una historia de superación personal

Cuando Alicia tenía 13 años se escapó de su casa para encontrarse con un ciberamigo. Lo que siguió, tras subirse a su coche, fue una auténtica pesadilla. Tras sobrevivir a lo ocurrido y recuperarse del suceso, se propuso proteger a otros niños de la terrible experiencia que ella había vivido. Hoy en día, casi 21 años después, continua con esa misión.


Alicia Kozakiewicz se convirtió en la primera víctima, en EE.UU, de secuestro de menores por Internet de la que se tiene noticia.




Ejemplo de valor, fortaleza, resiliencia, inspiración y generosidad. Esta es su historia:


El suceso tuvo lugar la noche del 1 de enero del 2002.


Alicia vivía con sus padres y su hermano mayor, en Pittsburg, Pensilvania. Recuerda esas fechas cómo unos días maravillosos rodeada de su familia.

Hasta la fecha, Alicia había vivido una infancia feliz. En sus propias palabras:

“Hasta entonces, mi infancia había sido increíble. Durante la mayor parte de mi infancia, mi madre se quedaba en casa, así que estaba conmigo todo el tiempo, siempre que la necesitaba, al igual que mi hermano, nueve años mayor que yo.

Mi padre trabajaba muchas horas, pero siempre dejaba espacio para el tiempo en familia. Éramos, y seguimos siendo, una familia muy unida. Mi infancia fue muy divertida.” - Alicia Kozakiewicz entrevista para la BBC, marzo 2016.


A principio de los 2000, internet estaba empezando a aterrizar en los hogares, y los padres de Alicia pensaron que les estaban haciendo un gran regalo. Les habían hablado de los “peligros de los desconocidos”, pero durante estos años, muy poca gente educaba a los niños en los peligros de Internet (probablemente, porque tampoco los padres los conocían). Sobre esto Alicia comentó algo muy relevante “…hay una diferencia entre un desconocido que te encuentras en la calle y el desconocido que te encuentras en Internet. Estos últimos pueden resultar extraños al principio pero, poco a poco, les vas conociendo y pronto parecen amigos." Alicia Kozakiewicz entrevista para la BBC, marzo 2016. --


Alicia solía jugar a un juego de mesa online. A ella no le interesaba ese juego especialmente, pero pensó que Internet era una buena forma de jugar a esos juegos con otras personas.

De esta manera, Alicia se creó un usuario y empezó a chatear con sus amigos en línea. Hablaban de todo tipo de cosas, era una época anterior al ciberacoso y, aparentemente, todo el mundo se llevaba bien en Internet, se sentían seguros.

Había un chico especial. Tenía su misma edad y parecían gustarles las mismas cosas. El chico estaba siempre pendiente de ella, la escuchaba, día y noche, y le deba consejos. Durante los ocho meses previos a su secuestro, el chico se convirtió en su amigo especial, al que acudir para quejarse de sus problemas y ser consolada. Aquí podemos ver cómo evoluciona el grooming y lo efectivo que resulta.


El Día de año nuevo del 2002, entre la cena y el postre, Alicia les dijo a sus padres que se iba a tumbar que, le dolía la tripa. En realidad, se deslizó sigilosamente por la puerta principal para salir a la calle y encontrarse con el que, ella creía, era su ciberamigo. Cabe resaltar la personalidad de Alicia y los efectos del grooming.


Alicia, una niña de 13 años que no salía nunca de noche sin un adulto. Su carácter no era el de una niña que se escapa de casa. Pero así funciona la manipulación de los groomer.

Alicia sintió una voz interior que le alertaba del peligro y le alarmaba para que retrocediera. Pero cuando se dio la vuelta para regresar a su casa, oyó que la llamaban por su nombre. En cuestión de minutos estaba en un coche con un hombre de 38 años y un instante después se dio cuenta del grave error que acaba de cometer.


Aquel hombre no era un compañero de su edad de otro instituto cómo ella creía. Era un hombre de 38 años que, se la llevó en su coche, durante unas cinco horas, desde su casa de Pittsburgh (Pensilvania) hasta Virginia, donde él vivía.


La secuestró, la violó, la golpeó y torturó, en esa casa, durante cuatro días. Fue encadenada por el cuello y agredida sexualmente, y la tortura fue retransmitida en directo. Uno de los espectadores reconoció a la menor, de este horrible video, cómo una de las niñas que aparecía en los carteles de personas desaparecidas. Fue a una cabina telefónica, realizo una llamada anónima y avisó a la policía dándoles el nombre de usuario del agresor. A través de esta información, el FBI encontró la dirección IP que les llevó hasta Alicia.

En palabras de la propia Alicia: “Fue un milagro. Básicamente, un monstruo denunció a otro.”


El cuarto día del secuestro el agresor le dijo a Alicia que esa noche iban a dar un paseo. En aquel momento, ella supo que iba a matarla. Ese mismo día le dio de comer por primera vez en cuatro días y salió a trabajar. Debía volver a su casa a las 16.30 horas y la policía llegó a las 16.10 horas.


En una entrevista a la BBC, Alicia explica que la gente se escandalizaba cuando contaba su historia. Cuando la secuestraron en el 2002, les costaba entender cómo había podido suceder, cómo había podido engañarla. Básicamente, culpaban a la víctima, lo que, cómo ella indica, “tristemente no difiere de los casos de agresión sexual de hoy en día”. – Alicia Kozakiewicz entrevista para la BBC, marzo 2016.

También hubo gente que la apoyó y por la que siente un gran agradecimiento.


Alicia es un modelo de historia ejemplar. Ella y su familia se propusieron marcar la diferencia y tratar de ayudar, proteger y salvar a otros niños y a sus familias.

Alicia no se escondió, ni se ocultó tras el suceso y tampoco demonizó a Internet y las redes sociales, por el contrario, las utilizó a su favor para hacer llegar su mensaje a más gente.

Una vez superado su periodo de curación (sufrió trastorno de estrés postraumático y pérdidas de memoria), decidió luchar. No quiso que su traumática experiencia la definiera y empezó a ir a colegios compartiendo su historia. A los 14 años fundó The Alice Project. Un Proyecto en el que se educa, a las familias y niños de todas las edades, empresas, fuerzas de seguridad, organismos sociales… en la toma de conciencia sobre la seguridad en Internet y la explotación sexual.




Hoy en día, Alicia es una experta en seguridad en Internet y para profundizar en los conocimientos de la delincuencia y la victimología, tiene un máster en Psicología Forense. Ha podido presentar su proyecto en grandes empresas, concienciando a los empleados. Fue invitada al congreso de EE. UU donde expuso los peligros de Internet para los niños. Gracias a esto se aprobó la Ley Alicia, que proporciona un flujo constante de financiación específica para cada estado.



Alicia ha aprovechado su experiencia para hacer de la educación y la protección de los niños su proyecto de vida. Ha salvado y está salvando muchas vidas. Las presentaciones que ha hecho en múltiples colegios e instituciones han conseguido cambiar la perspectiva, no solo de muchos padres, con respecto a los peligros de internet, ¡sino la de muchos niños también!

Los testimonios confirman la capacidad de Alicia de conectar con los jóvenes y lo crucial que es su mensaje a la hora de concienciarnos a todos.


Os animamos a que consultéis su página y su proyecto: http://www.aliciaproject.org


También podéis seguirla en los siguientes canales:


Quizás te haya resultado muy fuerte este artículo e incluso difícil de creer. Pero puedes comprobar que es una historia real y nuestro único objetivo es sensibilizar a los padres sobre los peligros reales del grooming para que puedan prevenirlo en sus hijos. La información es poder.

FUENTES:

De los Reyes Magos al porno, Beatriz Izquierdo

Kommentare


Echa un vistazo a nuestras últimas entradas

bottom of page