top of page

JUEGOS EN FAMILIA: Coloquios familiares

Os presentamos algunas ideas para jugar y fomentar el diálogo en la familia. Además de ser un juego divertido, os puede ayudar a conocer mejor a vuestros hijos, practicar habilidades de comunicación y fortalecer los vínculos familiares.


Cenar en familia es una costumbre que no deberíamos perder. A lo largo del día los miembros de la familia pasan las horas separados, largas jornadas de trabajo, el colegio de los niños, actividades extra escolares, compromisos sociales, etc.


Muchas veces acaban pasando los días y las semanas sin tener una buena conversación con las personas allegadas.



Preguntas poderosas


8 preguntas poderosas, para incentivar el diálogo en familia a la hora de la cena con el objetivo de conocer más a tus hijos:


La hora es orientativa. Muchos estáis cansados y preferís la hora de la comida. Podéis fijar un día de la semana o aprovechar los días festivos.


- ¿Qué has conseguido hacer esta semana, que te haya supuesto un esfuerzo o dificultad?: Que cada uno de vosotros cuente algo que os haya costado conseguir. Pero que pese al esfuerzo os sintáis orgullosos de haberlo logrado.


- ¿Por qué te sientes agradecido?: Una buena forma de recordarnos los privilegios que tenemos, por ejemplo, pasar este momento en familia.


- La Rosa, la espina y el brote: Que cada miembro de la familia comparta esto;

  • La rosa: Lo mejor que les haya pasado en el día.

  • La espina: Algo que no ha salido como esperábamos o nos haya disgustado.

  • El brote: ¡Contar lo que sea que os apetezca compartir!

- ¿Qué es mentira y qué es verdad?: Cada uno de vosotros tenéis que contar tres cosas que hayan pasado en el día; Dos de ellas serán verdad y la otra mentira. Ahora tenéis que averiguar cuál es la anécdota que no es cierta.


- ¿Qué te gusta de cada miembro de la familia? Este ejercicio aflora buenos sentimientos y armonía entre todos.


- ¿Qué error habéis cometido últimamente?: Empezar vosotros contando alguna anécdota donde metisteis la pata, aprovechar para explicarles como lo solventasteis y si tuvisteis que recurrir a otras personas. Ser ejemplo de HUMILDAD, les ayudará mucho en su desarrollo.


- ¿Si pudieras hacer lo que quisieras ahora mismo, que sería?: Podréis conocer las inquietudes de vuestros hijos y valorar el hecho de estar todos juntos.


- ¿Qué cosas buenas os han sorprendido hoy?: Es muy reconfortante hacer balance de las cosas buenas que os han sucedido a lo largo del día.


Si no habéis practicado nunca este tipo de juegos con preguntas poderosas, nunca es tarde para hacerlo. No hay vergüenzas ni tapujos y lo mejor es conocerse y respetarse tal cual somos. Estos ejercicios son excelentes para hacerlo, podréis comprobar los buenos resultados.