Mi hijo sufre acoso escolar, ¿qué puedo hacer?

Como ya hemos comentado, es poco probable que verbalicen directamente que están siendo acosados en el colegio. En el mejor de los casos, irán dejando pistas que nosotros tendremos que descifrar. Hemos recogido algunas de las principales señales en un texto que puedes leer aquí.


El acoso escolar es una de las problemáticas más complicadas a las que las familias deben hacer frente. Cuando un hijo sufre bullying, toda la familia sufre. Pero aunque sin duda es un reto difícil, hay acciones muy valiosas que ayudarán a tu hijo a resolver esta situación.



1. Eres su mayor apoyo. Como decimos, la familia es clave para superar este problema. Que se sienta escuchado, comprendido y creído es muy importante. La casa debe convertirse en un espacio seguro para contar las dificultades y para buscar soluciones conjuntas. No sólo hables de lo ocurrido sino de sus sentimientos. Saber cómo se siente te dará información muy útil. Pero no presiones más de la cuenta para evitar que se bloqueen.


2. Transmítele calma. Entendemos que no es fácil pero si te ve calmado, se calmará. Sabrá que juntos podréis resolver la situación y que estarás a su lado ofreciéndole la tranquilidad y protección que tanto necesita.


3. Genérale expectativas positivas. Juntos solucionaremos esto, las cosas saldrán bien…


4. Coordínate con la escuela. En cuanto te enteres o si sospechas que puede estar produciéndose una situación de acoso escolar, contacta con el colegio. No lo dejes pasar o quites importancia. Es probable que tu hijo te cuente la mitad de lo que está ocurriendo. Si se investiga y finalmente se queda en nada, mejor para todos. Pero si por el contrario, la cosa es más complicada de lo que parecía en un inicio, te alegrará haber intervenido a tiempo. El centro escolar debe participar de la solución y debe evaluar y determinar qué es lo que está ocurriendo. Tener una buena relación con el centro y trabajar en equipo es importante.


5. No te tomes la justicia por tu cuenta. Tu objetivo es solucionar esta situación no generar más problemas. Es normal sentirse enfadado y querer proteger a tu hijo pero que eso no te conduzca a comportamientos impulsivos como por ejemplo enfrentarte al acosador o su familia. Este tipo de situaciones son delicadas y lo mejor es hacerlo a través del centro escolar o de mediadores.


6. Valora si tu hijo necesita ayuda psicológica. Ante la duda, consulta con un especialista y que te asesore. Normalmente la ayuda profesional suele ser un apoyo muy valioso no sólo para la víctima sino para los padres que también sufren mucho. Un psicólogo le ayudará no sólo a gestionar sus emociones sino a aprender estrategias de afrontamiento para defenderse y prevenir que le hagan más daño.


A continuación te dejamos algunas guías interesantes que han elaborado organismos especializados en este tema:


Reírte con el bullying te transforma en cómplice
.pdf
Download PDF • 7.41MB

Guia bullying alumnos
.pdf
Download PDF • 3.69MB

Micrositio de padres de familia
.pdf
Download PDF • 3.13MB

Cómo detectar y actuar ante el acoso escolar
.pdf
Download PDF • 5.18MB

#Adolescentes #Emociones #Responsabilidad #Relacionessociales #Colegio

 

Copyright (c) 2022 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos