Obstáculos en el ocio de nuestros hijos


¿Crees que tus hijos emplean correctamente su tiempo libre? Seguramente no tengas muy clara la respuesta.


Los padres nos encontramos en la difícil situación de dejar libertad a la hora de que escojan sus actividades en su tiempo libre o por el contrario, guiarles y decidir por ellos. La clave está en delegar a medida que les veamos sensatos y responsables. Lo normal es que si desde que son pequeños educamos en valores, ofrecemos oportunidades y les enseñamos a conocerse a sí mismos, cuando llegan a la adolescencia tomaran buenas decisiones.


Sin embargo, es una realidad que en este área encontramos obstáculos que debemos tener en cuenta. Estos son algunos de ellos:


1. Sobreestimulación. Cada vez desde más temprana edad las agendas de los niños están repletas de actividades. A su ya amplio horario escolar, se añaden un sinfín de actividades extraescolares y los fines de semana, más de lo mismo. Este exceso de estimulación tiene consecuencias. Se ha comprobado como obstaculiza el desarrollo de la memoria a largo plazo, aumenta el estrés, se frustran con facilidad e incluso, dependiendo del tipo de actividad, puede afectar negativamente a la capacidad creativa. Además, cuanto más sobreestimulados, menos disfrutan de lo que tienen. Necesitan cada vez más para sentirse bien.


2. Exceso de pantallas. Este es otro de los errores más comunes. Las pantallas son muy socorridas y a veces somos los propios padres, los que animamos a que las utilicen para que se distraigan y no molesten. No estamos en contra de las pantallas ni mucho menos, pero sí abogamos por un uso responsable y controlado. Son muchos los inconvenientes que tiene dedicar tiempo excesivo a las redes sociales, video juegos, series… Si te interesa este tema te animamos que leas nuestro artículo:

3. Ocio improductivo. Hoy en día vemos a muchos jóvenes emplear su tiempo en actividades un tanto absurdas o nocivas. En la mayor parte de las ocasiones es porque no saben qué hacer. Pasean por centros comerciales sin rumbo, están todo el fin de semana jugando a la videoconsola, hacen botellones o ensayan coreografías delante de una cámara para subir el resultado a la red social de turno.


Pensamos que es importante enseñarles a aprovechar su tiempo y a qué descubran qué les hace sentirse bien y evolucionar.

4. Ocio pasivo. Los niños y sobre todo los jóvenes, emplean parte de su ocio en actividades muy pasivas. No sólo a nivel de movimiento sino también a nivel mental. Por ejemplo, una de las formas populares de pasar el tiempo es “haciendo maratones de series”. Normalmente implica estar tumbado en la cama horas y horas mientras van pasando los capítulos. Este tipo de ocio da lugar a insatisfacción, tristeza o apatía. Sienten que pierden su tiempo y a la largan acaban muy frustrados.


5. Modelos a los que están expuestos. Sobretodo el de los padres por ser figuras de gran relevancia para los hijos. Si lo que ven es un tiempo libre mal aprovechado, lo acabaran replicando. Es muy común que los niños de padres que leen, lean; o que los hijos de padres que consumen alcohol con regularidad, también lo hagan cuando se les presente la ocasión.



Estas son algunas de las dificultades comunes a la hora de escoger alternativas de ocio. A continuación te ofrecemos algunos consejos útiles para remediarlas:


  • Selecciona aquellas actividades que realmente responden a los intereses que tienes para tus hijos. No te guíes por las modas sino por tus valores.

  • No ocupes todas sus horas libres. Deja espacio a la improvisación y no tengas miedo a que se aburran. Te animamos a que leas nuestro artículo “Niños aburridos, niños creativos”

  • Si ves que solos no pueden, ofrece alternativas de ocio (juguetes, juegos, libros, voluntariados, deportes…) Aquí te damos ideas:

  • Más allá de las pantallas

  • Busca aplicaciones, juegos o contenidos de calidad. Cuando se utilicen las pantallas, asegúrate que sea un momento divertido pero didáctico al mismo tiempo. Visita nuestra sección sobre Pantallas. Encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el uso de las nuevas tecnologías.

  • Anima a tus hijos a que prueben cosas nuevas. A veces somos los padres los que cortamos las alas. Durante la infancia y la juventud es bueno que haya espacios para explorar otras alternativas. Les ayuda a descubrir cosas nuevas y a conocerse mejor.

#Familia #Padresehijos #Vacaciones #Ambientepositivo #Pantallas #Prevencion

 

Copyright (c) 2022 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos