Suscríbete

a nuestra newsletter

Celos entre hermanos

April 25, 2019

 

Introducción

 

Párate a pensar por un momento cuál sería tu reacción si tu marido o mujer aparece un día en casa con un amante y te dice que a partir de ahora los tres vais a formar una feliz pareja. ¿Qué pensarías? ¿Cómo te sentirías? De repente tu vida cambia, ya no eres el centro. A partir de ahora el tiempo que te dedique se reduce, los mimos se dividen… ¡Todo cambia! Algo parecido a esto es lo que ocurre cuando nace un nuevo hermano. Llega un príncipe para destronar a un rey que hasta ahora había sido el centro de todas las atenciones y cuidados. Y junto con el nuevo huésped llegan los celos, el estrés, la rebeldía… ¡Toda una guerra campal! 

 

Lo primero que debemos saber es que experimentar celos es una reacción normal, temporal y que favorece que nuestro hijo se adapte a la nueva situación. Es de esperar que pasado un tiempo, y si se manejan bien las situaciones de conflicto, el niño se acomodará a esta nueva realidad y las respuestas emocionales y comportamentales se irán suavizando. Por otro lado, te animamos a que veas los celos como una oportunidad para que tu hijo aprenda a superar obstáculos y dificultades. Podemos convertir esta crisis en un momento de crecimiento y superación. Nuestro papel como padres no es evitarles el malestar sino en facilitarle estrategias de afrontamiento adecuadas y acompañarles durante este proceso. 

 

 

 

 

"No todos los niños manifiestan de la misma forma los celos."

 

 

 

 

 

En general es más probable que aparezcan celos y que la intensidad sea mayor: 

  • Entre los dos y los tres años y cuando los hermanos son del mismo sexo. 

  • Cuando la diferencia de edad entre hermanos es menor de dos años y medio. Debido a que ambos tienen necesidades muy similares y el grado de dependencia de los padres es muy alta. 

  • O si el niño tiene baja tolerancia a la frustración, es probable que los celos se manifiesten con rabietas y llamadas de atención “exageradas” (romper juguetes, desobediencia, gritos…)

¿Cómo puedo saber si mi hijo está celoso?

 

Sabemos que el 90% de los niños experimentan cambios conductuales con el nacimiento de un hermano, así que es muy probable que tu hijo esté dentro de este porcentaje. También sabemos que aunque no todos los niños reaccionan igual, algunas de las manifestaciones más frecuentes son:  

 

1. Rebeldía

 

La desobediencia, agresividad o negativismo son comportamientos típicos cuando los celos son muy intensos, siendo el principal objetivo: conseguir la atención . En algunos casos pueden aparecer insultos, agresiones a personas aunque no tenga relación directa con el niño o destrozos de objetos. 

 

2. Llamadas de atención 

 

Éstas varían en función de la creatividad e imaginación del niño, ¡las hay de todo tipo! Pueden hacer sonidos extraños, saltar, interrumpir conversaciones, a la pierna… Hay que armarse de paciencia porque el repertorio es amplio y variado. 

 

3. Aislamiento

 

Hay niños que con el nacimiento de un hermano se sienten inseguros y prefieren resguardarse en su propio mundo. Aunque en estos casos dan menos , impide que continúen adelante en el proceso de socialización tan importante en estas etapas del desarrollo. 

 

4. Llantos

 

Funciona como un estupendo método de presión. Cuando el niño llora suele conseguir lo que quiere y esto hacer que se acostumbre a interactuar llorando. Lo recomendable es ignorar el lloro cuando lo utiliza para relacionarse, al mismo tiempo que se anima y refuerza cuando se relacione correctamente (Ejemplo: “Mamá ¿juegas conmigo?”, “¿Podemos ir al parque?”) 

 

5. Come y duerme mal

 

Pesadillas, despertares nocturnos o falta/aumento de apetito suelen ser resultado del período de estrés por el que pasa la familia con la llegada del nuevo bebé. El ambiente cambia y el niño tiene adaptarse a estos cambios aunque es esperable que pasado un tiempo, vuelvan a regularse estos hábitos.

 

6. Molesta a su hermano o siente un “excesivo” amor hacia él

 

En el primer caso la motivación principal es fastidiar al bebé. Suelen despertarlos, darles pequeños pellizcos, tocarles la cara… En el segundo caso, suelen creer que sus padres le harán más caso si cuida de su hermano. Cuando esta es la motivación, suelen manifestar los celos cuando están a solas con el hermano mostrando conductas similares a las anteriormente.

 

7. Somatizaciones

 

En ocasiones nuestro hijo puede quejarse de dolores de tripa, de cabeza o de malestar general. Suelen ser fruto de la tensión y aunque hay que estar pendientes de estos síntomas, tenemos que evitar ser “chantajeados” con estas dolencias. 

 

8. Conductas regresivas

 

Suelen aparecer para recuperar la atención perdida. Por ejemplo: hablar como un bebé, pedir de nuevo el biberón o el chupete, querer dormir en la cuna… Pero también podemos encontrarnos con problemas como: volver a mojar la cama o las pesadillas. En estos casos, suelen estar provocados por altos niveles de estrés y ansiedad.

 

 

 

 

"A pesar de todo esto, comprobarás que tu hijo manifiesta muchas conductas de cariño y acercamiento hacia su hermano."

 

 

¿QUÉ PUEDO HACER PARA PREVENIR Y GESTIONAR LOS CELOS DE MI HIJO?

 

Antes del nacimiento:

 

 

Cuando el hermanito ya está aquí:

 

 

Recuerda que lo que realmente enfada al niño no es el nacimiento del bebé sino percibir que se le presta menos atención y que, de repente, se le comienzan a exigir cosas (“Tienes que recoger tus juguetes”, “No grites, el bebé duerme”…) 

 

 

 

"Aunque en ocasiones puede ser muy molesto e incluso agotador, tu paciencia y cariño harán posible que tu hijo mayor comprenda que su hermano no es un rival sino un aliado."

 

 

 

 

Actividades para gestionar los celos

 

− Se me da bien…

 

Este juego fortalece la autoestima y transmite seguridad, ambas cosas muy importantes para afrontar los celos. 

En unas tarjetas se escriben habilidades que tenga el niño (vestirse solo, hacer la cama, recoger los juguetes, leer, dibujar, jugar al fútbol…) Él tendrá que representar estas capacidades con mímica y los demás, tendrán que adivinar de qué se trata. 

 

− Representar historias

 

Cuando los niños son pequeños, recrear historias de su día a día mientras juegan facilita la expresión de emociones y pensamientos. 

Ayudados de títeres, muñecos o peluches, recread historias con las que el niño se sienta identificado. Aunque demos la idea al principio, lo ideal es que dejemos que nuestro hijo vaya completando la historia libremente. 

Por ejemplo: Pepa Pig está triste porque en casa su mamá está muy ocupada y no puede jugar con ella…

 

− ¿Qué harás cuando…? 

 

Ayuda a normalizar la llegada del nuevo bebé y además, nos ayuda a corregir futuras reacciones. Te recomendamos que mezcles situaciones relacionadas con el hermanito y otras de su día a día. 

Por ejemplo. ¿Qué harás cuando… termines de cenar?, ¿Qué harás cuando… el bebé llore?, ¿Qué harás cuando… llegues del cole?, ¿Qué harás cuando… mamá le esté dando de comer al bebé?.... 

 

− Te quiero muchísimo porque…

 

Uno de los mayores miedos con el nacimiento del bebé es perder el amor de sus padres. Te animamos a que le expreséis abiertamente vuestro cariño y amor.  

 

El juego comienza así: Te quiero muchísimo porque… y a continuación damos razones que vamos escribiendo en una cartulina. Por ejemplo: eres muy amable, recoges tus juguetes, tienes un pelo muy bonito, me das besos antes de dormir, dibujas fenomenal…  Cuando llevemos tres o cuatro, le preguntamos: ¿por qué otras razones crees que te quiero?  Así favorecemos que reflexione sobre sus propias cualidades. 

 

Cuando acabemos, se puede hacer lo mismo pero con otras personas. Por ejemplo: Quiero muchísimo a la abuela porque… Quiero muchísimo a papá porque… Quiero muchísimo a mi hermanito porque…

RECURSOS

 

 

 

Libros para padres 

 

Mi hijo tiene celos

Ortigosa Quiles JM. Madrid: Pirámide

 

Toda la información sobre los celos infantiles puedes encontrarla en este libro. Cómo prevenirlos, detectarlos y abordarlos para que la adaptación a la nueva realidad sea lo más exitosa posible. 

 

Los celos

Dalloz D. Madrid: Ed. Internacionales Universitarias

 

Partiendo de la idea de que los celos son normales tras el nacimiento de un hermano, aprenderás cómo ayudar a tu hijo a expresarlos y gestionarlos. 

 

¡Jo, siempre él!: Soluciones a los celos infantiles.

Faber A y Mazlish E. Madrid. Alfaguara

 

Manual para conseguir que tus hijos se sientan bien y que mejoren las relaciones con sus hermanos. 

 

Los celos (libro guía); Un bebé llega a casa (cuento).

Ortigosa Quiles, JM y Aurora Gavino. Colección Psicocuentos. Madrid: Pirámide 

 

En el libro guía encontrarás la respuesta a todas las preguntas sobre cómo gestionar la llegada del nuevo bebé y las reacciones más frecuentes de los hijos mayores.  En el cuento el personaje tiene un hermanito y como sus padres no le hacen tanto caso, comienza a comportarse como un bebé para llamar su atención. 

 

Libros para hijos

 

Espero un hermanito

Vilcoq Marianne. Corimbo. A partir de 1 año

 

María va a tener un hermano y no está muy contenta. A lo largo de las páginas se puede ir viendo cómo crece su hermanito en la tripa de su mamá. Una lectura estupenda para que los más pequeños vayan asimilando lo que ocurrirá en los próximos meses. 

 

Laura y la tripita de mamá

Slegers Liesbet. Edelvives. A partir de 1 año

 

Acompañamos a Laura durante el embarazo de su mamá. A lo largo del cuento se abordan las distintas fases por las que pasa una familia durante el embarazo.

 

Laura tiene nuevo hermanito

Slegers Liesbet. Edelvives. A partir de 1 año

 

El hermano de Laura ya ha nacido y ahora toca adaptarse a los cambios. A lo largo del cuento se abordan las distintas fases por las que pasa una familia tras el nacimiento de un bebé. 

 

Cuando estoy celoso

Moroney Tracey. SM. A partir de 2 años 

 

La historia ayuda a los más pequeños a comprender qué son los celos y cómo pueden gestionarlos. 

 

Un hermano ¿para qué?

Philip Stanton. Colección el Barco de Vapor. SM. A partir de 5 años. 

 

La madre de Misha está embarazada pero a ella no le apetece nada tener un hermanito. Una historieta divertida con la que tu hijo puede sentirse identificado. 

 

César, celosaurio

Moses Brian. Anaya.  A partir de 4 años

 

César es un dinosaurio que siente celos de sus hermanos, amigos… A lo largo de las páginas se van detectando reacciones típicas de los celos y se dan ideas para gestionarlas.

 

El Niño Nuevo

Child L. Editorial Junventud. A partir de 4 años

 

La vida de Elmore cambia con la llegada de su hermanito. Tendrá que acostumbrarse  y aprender a relacionarse con él. 

 

Hermanos

Bonilla R. Colección Álbumes Ilustrados. Algar.  A partir de 5 años. 

 

Un libro que trata con humor la relación amor-odio que hay entre hermanos. 

 

Y de regalo... ¡superpoderes!

Moreno, E. Colección Barco de vapor. SM. A partir de 6 años

 

Aunque al protagonista no le hace gracia tener un hermanito, gracias a la ayuda de sus padres comienza a verle las ventajas. 

 

Nota del autor

 

Esperamos haberte ayudado, aunque queremos que entiendas que nuestra guía pretende únicamente aportarte algunos consejos generales para gestionar

situaciones difíciles.

 

Si tu hijo tiene reacciones muy intensas, si éstas no desaparecen en un tiempo prudencial, o simplemente tu intuición te dice que algo no funciona como debería, te animamos a consultar con un psicólogo especializado en duelo que te pueda asesorar de forma más individualizada.

 

Descarga esta Guía en PDF aquí

 

 

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos

 

 

 

Compartir
Please reload

Please reload

Entradas relacionadas

Please reload

  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos