Humildad: propuestas prácticas para niños de 6 a 12 años

Actualizado: 10 de jul de 2020


1. ¿Qué es la humildad?

Tras visualizar este vídeo, abrir un debate sobre la humildad, la vanidad y los complejos.

Algunas de los temas que de los que se puede hablar son: importancia de la humildad, cómo ser humilde influye en nuestras relaciones, cómo nos relacionamos con los defectos de los demás y los propios…

2. Inventario de mí mismo

Es bueno reflexionar sobre las fortalezas y defectos de cada uno. Ponernos delante de quiénes y cómo somos, nos ayuda a ser humildes y auténticos. Nos relacionamos mejor con nuestras limitaciones, impulsándonos al mismo tiempo a mejorar y superarnos.

Una vez que rellenada la tabla, se pone en común y cada uno debe decir una acción para potenciar cada cualidad y una acción para mejorar (si es posible) cada punto débil.

3. Aceptar elogios

Una de las cosas que más nos cuesta a todos en general es aceptar elogios. Nos da vergüenza y nos incomoda un poco por eso tendemos a rechazarlos o a vivir los con malestar. Pero si queremos cultivar la humildad debemos aprender a hacer y recibir elogios. Veamos cómo hacerlo:

Cómo elogiar

  • Se sincero

  • Expresa los sentimientos positivos de forma agradable, sencilla,directa y positiva.

  • Hazlo de forma convincente (no exagerar, burla, ironía).Ejemplo: “ Me ha gustado mucho como te ha quedado ese dibujo”

Cómo recibir elogios

  • Aceptarlo dando las gracias y con una gran sonrisa. “Graciasss”

  • Se puede expresar satisfacción “Estoy muy contenta con como ha quedado mi dibujo”

  • Se puede hacer un comentario relacionado con el elogio “Me dio la idea mí abuela”

  • Haz ver al otro que aprecias lo que dice. “¡Da gusto rodearse de gente como tú!”

La mejor forma de practicar el elogio es mediante el ejemplo. Es importante que en casa se elogie y se reciban las felicitaciones con naturalidad y sin vergüenza.

Un día a la semana, durante la cena o comida, podéis hacer ronda de elogios. Cada uno le tendrá que decir a la persona que tiene sentada al lado algo bueno y el otro tendrá que recibirlo y hacerle un elogio al siguiente.Este juego nos parece una forma divertida de aprender esta habilidad.

Los elogios son además una potente herramienta para fomentar conductas adecuadas y reconocer los logros y los esfuerzos en los hijos.

4. Participar en actividades competitivas:

En los deportes y competiciones varias: Podemos enseñarles a felicitar siempre al contrario. Si hemos perdido, es un acto de humildad reconocer el valor del ganador. Si hemos ganado, es apropiado felicitar al contrario,reconocer su esfuerzo y empatizar con él. Se trata de una actitud humilde y además una norma de deportividad. Estas costumbres o dinámicas forman parte de la cultura de algunos deportes y son especialmente significativas en disciplinas como el rugby.

Algunos niños se enfadan mucho o se frustran, pero estas situaciones les ayudan a ser humildes y aceptar sus limitaciones personales o propias de la edad.

Además, la práctica de algunos juegos y deportes (fútbol, baloncesto,tenis…), parchís, cartas o juegos de mesa pueden enseñarles a perder sanamente y enseñarles que la humildad está presente en muchos pequeños gestos cotidianos.

5. Juegos de mesa de habilidades

En la línea de la idea anterior, los juegos de mesa en los que hay que utilizarlas habilidades son una buena forma de asumir que nadie es perfecto y que todos tenemos nuestros puntos débiles y fuertes.

Un ejemplo de este tipo de actividad es: Party. Consiste en un juego por equipos compuesto por un grupo de pruebas que requieren distintas habilidades (visual, verbal, mímica, auditiva…) Es un juego muy divertido y muy constructivo al mismo tiempo. Si quieres pasar una tarde educativa y entretenida, este es tu juego.