• Educamos en Familia

Duelo infantil: ¿cómo hacer partícipes a los niños de la despedida?


En nuestro artículo Duelo infantil: Consejos para dar la noticia ya hemos hablado de cómo comunicarle a nuestros hijos lo que ha sucedido y cómo gestionarlo con ellos. Es normal que surja después la pregunta de si hacerlos o no partícipes de la despedida.

¿Deben participar los niños en la despedida del difunto?

Al igual que en los adultos. las despedidas son importantes para los niños. Estas se pueden hacer justo antes o tras el fallecimiento de una persona amada. Sin embargo, en el caso de los más pequeños, las despedidas no siempre pueden o deben hacerse de forma presencial.

Despedirse, aunque sea de forma simbólica, puede ayudarles en la elaboración del duelo. Pero la despedida ha de realizarse voluntariamente. Si tu hijo no se siente preparado para hacerlo en este momento, no le obligues. Cada persona tiene su proceso. Podrá hacerlo más adelante.

"Es saludable que el niño, de forma adecuada a su edad, pueda despedirse de su ser querido."

Para casos en los que al niño le parezca una buena idea y tenga la necesidad de despedirse, aquí tienes algunas sugerencias para cada etapa infantil, con actividades de despedida que los niños pueden hacer solos o acompañados de otro familiar.

Los menores de 6 años pueden:

Estas pequeñas producciones pueden hacerse llegar al doliente antes de morir o acompañar los funerales familiares, honrando así la memoria del fallecido cuando los más pequeños de la familia no estén presenten en su entierro o funeral.

Los niños de 6 años a 12 años:

Los adolescentes:

Los adolescentes (e incluso algunos pre-adolescentes) en muchas ocasiones son capaces de participar en las despedidas familiares junto con los adultos. Muchos de ellos desean hacerlo e incluso solicitan acudir al entierro de su ser querido. Los expertos recomiendan que se les permita participar con los adultos, si así lo desean. Ello les puede ayudar en la adaptación a la nueva situación tras la pérdida. Sin embargo, dadas las características especiales de esta edad, otros adolescentes pueden necesitar pasar más tiempo a solas o con amigos íntimos que le pueda consolar. Es recomendable dejarles decidir respecto a la idea de despedirse de su ser querido, indicándoles que puede ser beneficioso, pero respetando sus decisiones personales al respecto.

En circunstancias especiales, como cuando muere un adolescente o una persona joven, se recomienda que sus amigos y personas más cercanas realicen esas actividades de despedida y homenaje de forma colectiva, compartiendo así su dolor y esperanzas.

¿Cómo hacer para que los niños recuerden y tengan presente a su ser querido?

Es importante ayudar al niño a recordar a la persona que se ha ido. Nuestro ser querido permanecerá en el recuerdo de toda la familia, aunque no esté físicamente. Quiz

ás esta tarea requiera algo más de tiempo. Hablar de él con los niños o recordar los buenos momentos compartidos son buenas oportunidades para compartir nuestro amor por la persona que ya no está. También es bueno dejar en casa algunas fotografías y recuerdos de nuestro ser querido que nos recuerden a él y que señalen la importancia que tiene para nosotros.

Además, se pueden hacer otras actividades para facilitar el recuerdo en familia, valorar su legado y mantener una conexión psicológica con la persona fallecida. Te recomendamos estas actividades “terapéuticas” en familia, que pueden ser realizadas con niños de prácticamente cualquier edad (solos o en compañía de un mayor):

En el contexto de las familias creyentes, puede ayudarnos hacer alusión a que el abuelo está en el cielo y podemos pensarle, recordarle e incluso hablar con él. Esto les hará ver que su relación con él no ha acabado y que sigue siendo una persona muy especial, su “ángel de la guarda”.

Más sobre el tema...

Este artículo forma parte de una guía para tratar el duelo. Si quieres seguir leyendo sobre el tema te invitamos a leer los artículos relacionados que encontrarás al final del artículo o descargar la guía completa.

Nota del autor

Esperamos haberte ayudado, aunque queremos que entiendas que nuestra guía pretende únicamente aportarte algunos consejos generales para gestionar

situaciones difíciles.

Si tu hijo tiene reacciones muy intensas, si éstas no desaparecen en un tiempo prudencial, o simplemente tu intuición te dice que algo no funciona como debería, te animamos a consultar con un psicólogo especializado en duelo que te pueda asesorar de forma más individualizada.

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos


  • Facebook
  • Instagram

AVISO LEGAL

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos