¿El uso que haces del móvil puede afectar a la relación con tus hijos?

¿Alguna vez te has parado a pensar si una pantalla puede interferir en la relación con tus hijos? ¡Sigue leyendo y descubre algunas recomendaciones para reducir interferencias del móvil cuando estás con tus hijos!


Los teléfonos móviles son compañeros de viaje permanentes que, sin darnos cuenta, están transformando nuestras relaciones familiares, llegando incluso a interferir o empobrecer la relación con nuestros hijos.


Hoy en día no es raro observar en los restaurantes y en otras situaciones cómo los adultos charlan animadamente entre sí y los niños están absorbidos en sus pantallas, con escasa relación entre ellos y con sus padres.


Algunas veces también se puede observar por la calle algún padre paseando a su hijo mientras habla por teléfono y a su bebé haciendo gorgoritos para llamar la atención de su progenitor sin demasiado éxito.


Con esto no queremos criticar ninguna de las dos actitudes. Sentimos una profunda empatía por todos estos padres y comprendemos perfectamente la necesidad de descansar, conectar con otros adultos o atender alguna urgencia laboral.


Tampoco es este artículo una crítica contra los móviles que todos usamos, y que bien utilizados, son muy necesarios porque nos permiten resolver multitud de dificultades y nos conectan con los demás.


Sin embargo, son muchas las investigaciones que confirman que el uso que hacemos de nuestro móvil puede influir en la relación con nuestros hijos. Descubre si estás haciendo un buen uso de ellas en este artículo.





¿Pero qué les sucede a los niños cuando la atención de sus padres se desvía de ellos y se centra en sus móviles?


Veamos qué nos dicen las investigaciones:


- La capacidad de los niños pequeños para aprender nuevas palabras se reduce cuando sus madres fueron interrumpidas brevemente por una llamada de teléfono.


- Con frecuencia los teléfonos móviles interrumpen las conversaciones o actividades diarias que hacemos con nuestros hijos. Y dichas interrupciones se relacionan con un mayor nivel de comportamientos negativos en los hijos, tipo rabietas, peleas o cambios de humor.


- Los padres y cuidadores que tienen más adicción al móvil, suelen responder de forma negativa a las llamadas de atención y comportamientos negativos de los pequeños.


- Otra investigación llevada a cabo con niños mientras practicaban deportes competitivos, como el fútbol, reflejó que corrían más rápido y estaban más coordinados físicamente cuando sus padres les prestaban atención tanto a ellos como al equipo en general, en comparación a los momentos en que sus padres estaban absorto en sus teléfonos móviles.


- También se ha comprobado que los niños pueden estar más inclinados a llevar a cabo comportamientos de riesgo para llamar la atención de sus padres, lo que a su vez podría dar lugar a un aumento de las lesiones.


De todo ello podemos deducir que es importante estar con nuestros hijos cuando estamos con ellos y evitar las distracciones con el móvil.


Te presentamos a continuación algunos tips para reducir las interferencias del móvil cuando estás con tus hijos.


  • Aprende a ser un padre consciente y darte cuenta cuando estás con tus hijos y cuando estás con el móvil. Y cuando estés con tus hijos procura estar con ellos. Es mejor menos tiempo pero de más calidad.

Cuando estés haciendo algo importante con tu hijo, hablando, ayudándole a aprender algo… apaga el móvil o déjalo en otra habitación y si es posible, silenciado para no escucharlo. Sabemos que es difícil resistir la tentación de revisar tu móvil.

  • Respeta el tiempo en familia, sé un modelo para tus hijos dejando el móvil fuera de la mesa o de cualquier otra actividad que estés haciendo con ellos. Los niños aprenden mejor cuando los padres están en actitud receptiva y sin el móvil presente, y pueden prestar atención juntos a lo mismo y al mismo tiempo.

Cuando estés jugando con tu hijo silencia y guárdate el teléfono, involúcrate con él. Los niños notan cuando los padres estamos implicados y disponibles para ellos y como les observamos, les animamos y son lo realmente importante para nosotros en ese momento.

  • Cuando estés con tu hijo hazle ver que es tu centro de atención. Si quieres hacer una foto para enviarla a los abuelos o como recuerdo hazla pero guarda inmediatamente después el teléfono en tu bolsillo. Y recuerda que no es lo mismo sacar una foto que revisar el teléfono.


Si quieres seguir informándote sobre este tema visita nuestras web.


#Relacionessociales #Nuevastecnologias #Pantallas #Ambientepositivo

 

Copyright (c) 2019 Educamos en Familia

Nos reservamos todos los derechos