Optimismo: propuestas prácticas para niños de 6 a 12 años




1. El optimista y el pesimista


Ayudados de relatos ficticios o reales, decidir si se tomó una actitud optimista o pesimista. Además de aterrizar el concepto a hechos concretos, muestra el lenguaje que alimenta esas actitudes. Es bueno aprovechar esas conversaciones derrotistas, tan típicas de esta edad, para detectar esos pensamientos pesimistas y ayudar o dar luz sobre cómo convertirlo en algo positivo.


Por ejemplo: “Se me da fatal tocar la flauta, nunca aprobaré el examen” ¿Qué actitud has tomado, optimista o pesimista? Y ¿cómo podrías hablarte para ser un poco más optimista? “No se me da muy bien la flauta pero si me esfuerzo un poco más y le dedico tiempo cada día, conseguiré hacerlo lo suficientemente bien como para sentirme satisfecho”

2. Potenciando cualidades


Todos tenemos talentos. Busca momentos para que tu hijo potencie sus fortalezas (música, deporte, creatividad…). Sentirse capaz y válido es un elemento esencial en el optimismo. Esas experiencias de éxito favorecen una actitud positiva hacia la vida y hacia uno mismo.

3. Buscando lo positivo en lo negativo (a partir de 9 años)


Se le plantean situaciones percibidas como negativas y se les pide que encuentren lo positivo en cada una de ellas. Hacer este ejercicio con regularidad, contribuirá a extrapolar la habilidad en el día a día. Es decir, desarrollar la habilidad de tomar una visión optimista en problemas ficticios o ajenos, les permitirá hacerlo de forma natural con las dificultades propias. Algunos ejemplos:


4. Análisis del cortometraje “Leoncio y tristón. El duende irlandés”


Es un vídeo sencillo para reflexionar sobre el optimismo y el pesimismo. Vídeo


Después de verlo se pueden hacer preguntas de este estilo:

  • Comentar características de personalidad de cada uno de los personajes.

  • Reflexionar sobre cómo afrontan cada uno la adversidad (con humor, desanimado, lo evita…)

  • Identificar situaciones propias abordadas como Tristón y otras como Leoncio.



5. El elefante encadenado


Tras leer este cuento de Jorge Bucay (puedes encontrarlo fácilmente en internet) se abre una conversación para profundizar en el mensaje que nos transmite.


Algunas ideas para reflexionar:

  • ¿Cuál crees que es la idea principal del relato?

  • ¿Por qué crees que el elefante no huye?

  • El día que el elefante se rindió y dejó de luchar para liberarse, ¿por qué crees que el autor lo describe como “un terrible día para su historia”?

  • ¿Hay alguna cosa que hayas dejado de intentar porque te has sentido incapaz?

  • ¿Qué papel crees que tiene el optimismo en tu vida? ¿Cómo crees que el optimismo influye a la hora de conseguir lo que te propones?



Otros recursos


Libros:


El elefante encadenado

Autor: Jorge Bucay

Editorial: RBA libros

Cuento que narra la historia de un elefante de circo que está encadenado. Partiendo de esa imagen, se narra una bonita historia sobre cómo nuestra actitud puede determinar el rumbo de nuestras vidas. Consultar


Me parto de la risa. Chistes para niños

Autor: Javier Serrano

Editorial: Esfera de los libros

Nada mejor para promover la alegría y el pensamiento positivo que reírse a carcajadas. Los chistes son una buena forma de hacerlo.

Este tipo de libros se pueden compartir con toda la familia. Un buen momento para hacerlo es en reuniones familiares o durante los viajes en coche. Consultar


Los chistes más morrocotudos (A partir de 5 años)

Autor: Geronimo Stilton

Editorial: Planeta de libros

Genorimo Stilton es un personaje que le gusta mucho a los más pequeños. En este libro se recogen 500 chistes divertidos y fáciles de comprender para los más pequeños. Consultar

Películas y Vídeos: