• Educamos en Familia

El verano, una oportunidad para crecer en optimismo

Actualizado: sep 9


Ser optimista es una actitud muy deseable. Sabemos que no siempre es fácil pero podemos promoverla en casa al igual que hacemos con otros valores.


Durante el verano solemos estar más relajados y eso influye bastante en el estado de ánimo. Poder descansar más y mejor, los ritmos más lentos, reducir la exigencia con los demás y la autoexigencia… Todo contribuye a que nos sintamos mejor por eso, aprovechando estas sensaciones de bienestar, nos resultará mucho más sencillo practicar el optimismo en casa.



ACTIVIDADES:


- ¿Qué le dirías a un amigo?

Cuando te sientas abatido o más negativo, párate un momento y pregúntate: ¿qué le dirías a un amigo para ayudarle o consolarle? A veces salir de nosotros mismos nos ayuda a tomar distancia y tomar perspectiva de nuestras preocupaciones. Un ejercicio muy sencillo que incluso los más pequeños son capaces de hacer.

- La caja mágica.

En una caja, que podemos decorar en familia, se meten papelitos con frases positivas. Cada mañana se sacará una y será nuestro lema o actitud durante el día. Los pequeños que aún no sepan leer y escribir pueden introducir dibujos o imágenes positivas.

Estas son algunas ideas: “Hoy será un buen día”, “Eres valioso”, “Fíjate en algo bueno que ocurra a tu alrededor”, “Ayuda a quien lo necesite”, “Agradece los alimentos”…


- Potenciando cualidades.

Durante el verano, que tenemos más tiempo para estar y observar a nuestros hijos, podemos buscar momentos para que potencien sus fortalezas. Por ejemplo si se le da bien la música, podemos organizar conciertos de verano en casa; si le gusta cocinar puede investigar y cocina recetas nuevas; si se le da bien la fotografía podemos buscar escenarios bonitos donde pasar un día haciendo fotos… Sentirse capaz es un elemento esencial en el optimismo. Esas experiencias de éxito favorecen una actitud positiva hacia la vida y hacia uno mismo.


- Fabricar alegría

Series, películas, libros de humor, juegos de mesa… Son actividades perfectas parar generar diversión, humor y optimismo. Son recursos atractivos para adolescentes y son muy útiles.

Algunos ejemplos: Modern Family, The Big Bang Theory, Friends, El lado bueno de las cosas, juegos de mímica…



OTROS RECURSOS:


- Ver la película “Ratatouille”. Una persona optimista, o en este caso un ratón, es capaz de superar todo lo que se le pone delante.

- Leer la Ciencia de la felicidad de Sonja Lyubomirsky. Un libro con muchos ejercicios prácticos para ser más felices.


- El libro Bajo la misma estrella (También está en formato película). La vida no siempre es fácil pero aun así se puede ser feliz. Los protagonistas del relato, ambos enfermos de cáncer, nos lo demuestran. Una lectura que invita a reflexionar. Recomendad para adolescentes.



También te recomendamos leer los artículos:


- ¿Qué entendemos por optimismo?


- ¿Cómo educar y ser ejemplo de optimismo?


- Optimismo: Propuestas prácticas para menores de 6 años


- Optimismo: Propuestas prácticas para niños de 6 a 12 años


- Optimismo: Propuestas prácticas para adolescentes


Puedes leer la guía completa en nuestra web: https://www.educamosenfamilia.com/guias


1 vista0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo